Noticias

Bettiol, el rey del ‘corral flamenco’

  • El italiano aprovechó la vigilancia y tensión entre los grandes favoritos para tocar la gloria en Oudenaarde: primer triunfo como profesional, primer Monumento.

Había mucho gallo en el corral, tanto que acabaron por pelearse entre ellos. Como si de una batalla de gallos se tratase, los Van Avermaet, Jungels, Naesen, Sagan o Benoot se vigilaron hasta la saciedad y, entre esas, fueron los más bisoños, los ‘gallitos’, los recién llegados, los que se aprovecharon. Especialmente uno que ni siquiera entraba en las quinielas. No era, a priori, un especialista sobre piedras. Pero el trabajo de su equipo, la forma con la que llegaba a la carrera y su manera de aprovechar las circunstancias le han otorgado a Alberto Bettiol un triunfo colosal.

Tras una carrera de fondo, sin grandes demarrajes ni cortes importantes, uno de esos ‘gallitos’, Alberto Bettiol, atacó en el Oude Kwaremont y remató de la mejor manera el trabajo de su equipo. De nada sirvió el intento de Van der Poel en el Paterberg. Triste fue que solo un ‘novato’ que, por cierto, venía mermado tras una caída a mitad de carrera, fuera el único que intentase reducir el hueco con esperanza. Y es que, con tanto gallo en el corral, No le iban a pillar. El italiano exhibió su excelso punto de forma y se impuso en solitario en Oudenaarde, su primer triunfo como profesional, su primera victoria World Tour, su primera Monumento. Todo ello a la primera.

Una forma y un equipo Monumentales

Una carrera, para muchos aburrida, pero que mantuvo la emoción y la tensión hasta el último encadenado Kwaremont-Paterberg. Y precisamente eso, la tensión y la vigilancia entre los hombres más importantes de la carrera fue lo que aprovechó el conjunto EF Education First para hacer un trabajo en la sombra. Con Breschel, con Langeveld, con Vanmarcke, que parecía estar trabajando para sí mismo como teórico líder del equipo en estas carreras.

*Así atacó Bettiol en el Oude Kwaremont

Pero no. Estaban trabajando para Bettiol, quien llegaba con un golpe de pedal extremadamente bueno visto lo visto en Tirreno, Milán-San Remo y las clásicas previas a De Ronde. Y es que, en Flandes, el algodón no engaña, la forma no engaña. El italiano aprovechó esa vigilancia constante entre los grandes candidatos para iniciar la faena en el Kwaremont, subir con muchísima potencia el Paterberg y rematar con un tramo de llano extraordinario. Probablemente por dentro iría sufriendo, en agonía. Por fuera, parecía que estaba fresco, controlando la situación y dominando la ventaja con un grupo lleno de gallos que, lógicamente, no se entendieron.

Y es que nadie quería trabajar para que el Kristoff, el Matthews, el Sagan o el Van Avermaet de turno rematase la faena. Los Benoot, Jungels, Lampaert o Valverde, sí sí, Valverde, quien cuajó una gran carrera, estando siempre en el grupo de favoritos, no quisieron colaborar y el desentendimiento fue total. Lo que suele ocurrir cuando se corre de manera defensiva y no hay criba ni ataques. De hecho, hasta Kasper Asgreen (Deceunink-Quick Step) pudo coger unos metros en la parte final y secundar a Bettiol en solitario, por delante del grupo de favoritos que encabezó Alexander Kristoff (UAE Emirates)

Van der Poel, Asgreen y Valverde, notas destacadas

Este Tour de Flandes tan monótono merece, eso sí, varias menciones, positivas y negativas. Entre las positivas, la actuación de un Mathieu Van der Poel (Corendon-Circus) quien demostró una veteranía y una clase de auténtico campeón. Con calentón incluído tras su trompazo a mitad de carrera –una pequeña avería provocó su caída en la acera y se dañó un brazo-, el holandés llegó con los mejores a la parte decisiva e incluso fue el que propuso más cosas: responsabilidad, cambios de ritmo y el ataque final en el Paterberg tratando de iniciar la persecución a Bettiol.

No le dejaron irse pero dejó destellos de lo que va a ser: un gran campeón que, por cierto, tuvo fuerzas para sprintar hasta la cuarta plaza. Por su parte, la otra promesa, Wout Van Aert (Jumbo-Visma) corrió de forma menos vistosa pero también estuvo, en todo momento, en el grupo de favoritos y con protagonismo en la parte delantera.

De manera positiva también citamos a los españoles Alejandro Valverde (Movistar Team) e Iván García Cortina (Barhain-Merida). El murciano lució el maillot de campeón del mundo y, lejos de acudir a Flandes a pasearse, corrió, con cabeza pero corrió, y siempre estuvo en cabeza del grupo de candidatos, sabedor de los cortes que se podrían generar. Incluso intentó un cambio de ritmo en una cota asfaltada, donde maximiza su rendimiento. Por su parte, el asturiano corrió un poco a contracorriente: se quedó corta en algunos momentos importantes pero estuvo con los mejores en el grueso del recorrido. De hecho intentó un demarraje en la parte decisiva aunque no pudo irse.

Cortina confirmó que había estado resfriado, que no estaba al 100% por esos problemas de salud y, pese a ello, su carrera ha sido más que notable. Al igual que ellos, el resto de corredores españoles así como el grueso de Movistar Team cuajaron una gran carrera, con varias unidades en el grupo decisivo y arropando a Valverde en todo momento: Oliveira, Más, Sutterlin y Roelands fueron los que más se dejaron ver junto al murciano.

Los ‘gallos’ decepcionan

Y empezando con las menciones negativas, nos podríamos quedar sin espacio en el artículo. Los grandes favoritos decepcionaron. Es cierto que algunos como Sagan, Gilbert o Naesen no llegaban en su mejor momento, al menos tras ver su rendimiento en carreras previas. Pero los Van Avermaet, Benoot, Stybar, Jungels, Lampaert… ellos no tienen excusa: corrieron de manera muy defensiva y lo pagaron caro dejando ir a un ‘teóricamente’ no favorito que les puso en jaque y les hizo el mate en la siguiente jugada. Una jugada maestra.

Mención negativa también para el conjunto Deceunink-Quick Step. Mientras el otro gran conjunto de la carrera, el CCC Team, intentó controlar la carrera a su manera, con un gran treno que fue protagonista cuando se llegaba a la parte definitiva de la carrera, la ‘manada de lobos’ no estuvo a la altura. Es cierto que rayar el sobresaliente en todas las competiciones provoca que la exigencia sea mayor pero definitivamente se equivocaron.

Mientras Kasper Asgreen, segundo finalmente, cuajó un ‘papelón’ tanto tirando del pelotón como en una avanzadilla que podría haber sido tácticamente interesante, Patrick Lefebvre no aprovechó sus diferentes apuestas: ni lanzó a Jungels, ni a Gilbert, ni a Lampaert, ni a Stybar. Lo confiaron todo a llegar y rematarlo todo en la cima del Kwaremont o incluso en el Paterberg y se les fue el tren. Un equipo que puede y debe correr a la ofensiva no se puede permitir irse de Oudenaarde sin intentarlo.

Por último, destacar la dura caída de Niki Terpstra en la primera mitad de carrera que le dejó sin opciones y le deja fuera del resto de carreras primaverales. Mala suerte.

Clasificación del Tour de Flandes 2019

  1. Alberto Bettiol (EF Education First)
  2. Kasper Asgreen (Deceunink-Quick Step)
  3. Alexander Kristoff (UEA Emirates)
  4. Mathieu Van der Poel (Corendon-Circus)
  5. Nils Pollit (Katusha-Alpecin)
  6. Michael Matthews (Team Sunweb)
  7. Oliver Naesen (AG2R La Mondiale)
  8. Alejandro Valverde (Movistar Team)
  9. Tiejs Benoot (Lotto-Soudal)
  10. Greg Van Avermaet (CCC Team)

Tour de Flandes femenino: Bastianelli remata la jugada

En la carrera femenina, que se ha disputado justo antes que la masculina y con un recorrido similar aunque de menor longitud, la ganadora ha sido Marta Bastianelli (Team Virtu) quien batió al sprint a Annemiek Van Vleuten (Mitchelton-Scott) y Cecilie Ludwig (Bigla Pro Cycling). La carrera se rompió definitivamente en el Paterberg, estas tres ciclistas se marcharon en solitario y colaboraron hasta que el sprint final en Oudenaarde le otorgó la gloria a la campeona de europa. La mejor española fue Ane Santesteban (WNT-Rotor) que acabó en el puesto 58.

Fuente de las fotos: Ronde Van Vlaanderen, EF Education First, Movistar Team y Deceunink-Quick Step.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*