Canadá 2015
Opinión

Soñar en grande y más allá de Canadá

Ha llegado el gran día. Hoy, 9 de junio de 2015, la historia se cita con nuestro balompié. La Selección española de fútbol femenino se estrena en un Mundial, en el de Canadá 2015, y lo hará ante Costa Rica -otra debutante-.

No es un día cualquiera, y ellas lo saben. Todas y cada una de las integrantes de la Roja asumen la responsabilidad y el peso de la historia. Por ellas, y por todas las que anteriormente lucharon por dignificar el fútbol femenino de nuestro país.

Por aquellas pioneras que hace más de un siglo desafiaron al mundo desde el anonimato, por aquellas otras que tuvieron que refugiarse en la clandestinidad. También por las que fueron discriminadas, y por las que -sin haber dado nunca una patada al balón- hicieron suyo el sentimiento de amor hacia unos colores.

El fútbol es el más universal de los deportes, y por ello también es nexo de unión entre los pueblos y entre los hombres y mujeres.  En España tradicionalmente ha existido un «vacío informativo» en los grandes medios hacia el balompié femenino, influyendo en el gran desconocimiento del mismo por parte de la población.

En las últimas décadas, y gracias a la enorme labor de jugadoras como Verónica Boquete, la capitana y más internacional de las jugadoras españolas, la atención ha ido creciendo paulatinamente, aunque todavía dista mucho del seguimiento que en países como Alemania o Suecia se produce.

Grupo difícil

Las chicas de Ignacio Quereda tendrán que lidiar con rivales muy peligrosas, como son las brasileñas y las surcoreanas. Ambos combinados cuentan, además, con dos de las mejores futbolistas del mundo: Marta y Ji So-Yun. 

No obstante, si las españolas aprovechan la debilidad de Costa Rica en su debut, contarán con serias opciones de clasificación, ya que en la modalidad femenina tienen cabida los mejores terceros en la siguiente fase.

Es el turno de Vero, de Natalia, de Celia y de todas las que portarán la elástica española sobre el verde canadiense. Su objetivo, más allá de Canadá, es estar en Río de Janeiro; y más allá de Brasil, estar en los corazones de la gente, levantarlas de sus sillones y sumarlas a su causa, que no es otra que engrandecer el balompié femenino español.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*