Toronto Raptos
Análisis

Cambiar para que todo siga igual

  • A pesar de los muchos cambios durante el verano, Toronto Raptors sigue siendo el gran dominador de la Conferencia Este

Gran parte de los aficionados de Toronto Raptors se pusieron las manos a la cabeza cuando la franquicia canadiense anunció el pasado mes de mayo que despedía Dwane Casey, exitoso técnico del equipo que posteriormente sería elegido ‘Entrenador del Año’. El front office del conjunto del Scotiabank Arena, con Masai Ujiri a la cabeza, tomaba esta radical decisión después de firmar la mejor temporada regular de la historia de la franquicia, pero también la enésima decepción mayúscula en Playoff.

Pero la revolución en los Raptors no acabó aquí. En verano, el equipo canadiense llegó a un acuerdo con San Antonio Spurs para intercambiar a su gran estrella DeMar DeRozan, junto con Jakob Poeltl y una primera ronda de Draft, por Kawhi Leonard y Danny Green.

El lavado de cara general culminó con el nombramiento de Nick Nurse, hasta aquel momento técnico asistente de Casey, como entrenador entrenador en jefe del equipo canadiense.

Tras estos cambios, Toronto Raptors pasó de tener al flamante ‘Entrenador del Año’, a estar dirigido por un técnico inexperto, y se desprendió de su máximo anotador histórico, a cambio de una estrella que había pasado lesionada gran parte de la temporada anterior.

Regularidad en la excelencia

Ahora bien, el tiempo parece que está dando la razón a la franquicia canadiense. El arranque de los nuevos Raptors ha sido difícilmente mejorable. El conjunto canadiense lidera holgadamente (4 triunfos de ventaja) la Conferencia Este y ostenta el mejor récord de toda la NBA. Además, su principal apuesta, Kawhi Leonard, está firmando una gran temporada, dominando en ambos lados de la pista y erigiéndose ahora mismo en uno de los principales candidatos al premio al MVP de la temporada.

Y es que aunque parezca mentira tras una temporada con 59 victorias, los Toronto Raptors de Nick Nurse han mejorado ciertos aspectos de su rendimiento con respecto a la campaña pasada. El equipo canadiense mantiene los registros conseguidos en términos de eficiencia y productividad: los Raptors tienen un rating ofensivo de 113 puntos por 100 posesiones, el segundo mejor registro de la liga y 0,3 puntos más que la temporada anterior.

Además, el equipo canadiense ha mejorado en la efectividad en el tiro, 55% en porcentaje efectivo de lanzamiento y ha aumentado su ritmo de juego, 4 posesiones por partido más que la última temporada con Casey en el banquillo.

En el otro lado de la cancha, el equipo de Nurse ha bajado un poco el pistón. Los Raptors tienen este año un rating defensivo de 106.4 puntos recibidos por 100 posesiones, dato que representa el octavo mejor registro de la liga y un aumento de 1,3 puntos respecto a la campaña anterior.

Efecto Kawhi Leonard

Otro dato que define perfectamente lo que son los actuales Toronto Raptors retrata como el conjunto de Nick Nurse mueve el balón. El equipo canadiense es el tercer equipo que menos pases da por partido, con 265,4. Ahora bien, a su vez, es el equipo cuyo mayor porcentaje de estos pases acaban en canastas de un compañero, con el 9,6%.

Esta circunstancia se produce porque una buena parte de los sistema ofensivos de Nurse se basan en el aclarado para Kawhi Leonard, para que el alero busque el uno contra uno, o distribuya el balón a sus compañeros cuando llegan ayudas defensivas.

En este sentido, el MVP de las Finales de 2014 promedia 25,5 puntos, 8,6 rebotes y 3,1 asistencias, números muy similares a los conseguidos en sus mejores tiempos con San Antonio Spurs, aunque con peores porcentajes de acierto.

Secundarios de lujo

El otro gran foco ofensivo de los Raptors es el bloqueo y continuación, ejecutado en gran medida por Kyle Lowry, con la colaboración de los hombres altos Serge Ibaka y Jonas Valanciunas. El base All Star es el líder en asistencias de la liga, con 10,3 pases de canasta por partido.

Mención aparte merecen Danny Green y Pascal Siakam. Ambos jugadores, que se han ganado un puesto en el quinteto titular, están en el podio de los jugadores más productivos de la NBA. Danny Green es el mejor en rating neto en pista (diferencia productividad ofensiva y defensiva), mientras que el pívot camerunés es el tercero. Estos hombres se encargan de dar al conjunto canadiense el empaque necesario para ser, ahora mismo, el principal candidato al título de la Conferencia Este.

El mejor Ibaka

Por su parte, Serge Ibaka está jugando el mejor baloncesto de su carrera NBA en el contexto de estos Raptors. El hispano-congoleño se ha quitado de encima la imagen de ser un especialista en el tapón y está mostrando lo mejor de su repertorio. El pívot está lanzando mejor que nunca, con una efectividad en el tiro del 58%, anotando también más que nunca, con 16,5 puntos por encuentro y mostrándose sólido en el rebote.

Pese a los muchos cambios durante el verano, Toronto Raptors ha conseguido mantenerse como un equipo dominador en la Conferencia Este. El tiempo dirá si finalmente esto se traslada también a los Playoffs, o si en las eliminatorias por el título el conjunto canadiense se diluye como en la era Casey.

Autor: Pere Millán

Imagen: NBA

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*