Final Aus Open 2019
Noticias

Choque de titanes en Melbourne

Cincuenta y tres. Desde finales de Grand Slam hasta partidos de Masters 1000, una de las rivalidades más grandes de la historia del tenis sumará en la final de Melbourne el enfrentamiento número 53.

Novak Djokovic y Rafa Nadal saltarán a la pista este domingo en un nuevo capítulo de una rivalidad que, pese a comenzar hace ya 13 temporadas, parece no tener fin. Los dos tenistas buscarán sumar un nuevo trofeo que les permita acercarse aún más a los 20 Grand Slam de Roger Federer, el más laureado de la historia en torneos de esta categoría.

El serbio puede presumir de haberle ganado la batalla al español hasta en 27 ocasiones, pero Nadal tiene el cara a cara a favor en las finales de Grand Slam por 4 victorias a 3 e intentará sumar su segundo Open de Australia y convertirse en el prier tenista en conqusitar al menos dos títulos de cada Grand Slam del circuito.

La superioridad de Djokovic

Djokovic no ha tenido un cuadro nada fácil en Melbourne. Después de superar el primer trámite ante Krueger, el serbio batió a Tsonga sin problemas y superó a Shapovalov, dejándose un set por el camino, para avanzar hasta los octavos de final.

Allí, Medvedev intentó apretarle las tuercas, pero el número uno del mundo no se dejó sorprender y superó el compromiso en cuatro sets. Tras la retirada de Nishikori en el duelo de cuartos de final, un Djokovic a medio gas atropelló a Pouille en semifinales en un partido en el que el francés no fue rival para el serbio, ganando solo 4 juegos en todo el encuentro.

La mejor versión de Rafa

“El mejor rival” de Djokovic, tal como el actual número uno del mundo lo describía después de su duelo de semifinales, se ha mostrado muy sólido a lo largo de todo el torneo. Tras un inicio de campeonato plácido, batiendo con mucha facilidad a Duckworth y Ebden, el español superó sin dificultad la primera piedra de toque importante, Alex De Miñaur.

Nadal pasó por encima del joven jugador australiano con mucho facilidad, haciendo lo mismo con Tomas Berdych en octavos de final y con Francis Tiafoe en cuartos. Y cuando parecía que Tsitsipas, que llegaba al partido después de dejar a Federer y Bautista por el camino, podía plantarle cara, el número dos del mundo volvió a sonreír.

Con una superioridad aplastante, Nadal pasó por encima del griego en tres cómodos sets, con rosco en el último incluido, para llegar a la final sin ceder ni un solo set en todo el torneo y arrollando con su mejor versión sobre pista dura de los últimos años.

Una final de lujo

La mejora en el servicio y la agresividad mostrada por el manacorí son dos de las claves de la mejoría de Rafa Nadal sobre pista dura en este inicio de temporada, pero en la final del Aus Open tendrá que medirse a un Djokovic excelso que, seguro con sus golpes y fresco físicamente, buscará sumar su séptimo título en Melbourne.

“Creo que la gente disfrutará” decía el serbio en la jornada previa a la gran final. Sin duda, estamos ante un escenario inmejorable para hacerlo.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*