Pilates
Noticias Wellness

Cinco tips para favorecer el suelo pélvico

  • A pesar de continuar considerándose un tema tabú, un 30% de las mujeres padecen disfunción del suelo pélvico.

La disfunción del suelo pélvico es un tema del que parece que todavía da reparo hablar, pero que afecta a casi un tercio de la población femenina. Concretamente un 30% de las mujeres se ven afectadas por este problema, aunque no sólo les afecta a ellas.

Como señalan desde L’Anatomie, un espacio dedicado al pilates ubicado en Madrid, hay casos de niños, hombres, deportistas de élite, personas con sobrepeso y otros con problemas de alergias.

Aunque no es una cuestión “de vida o muerte”, los problemas derivados de esta disfunción son molestos y afectan a la calidad de vida de quienes la sufren. Algunos de ellos son la incontinencia, el estreñimiento, el prolapso o incluso problemas para llegar al orgasmo y dolor al mantener relaciones íntimas de pareja.

Al ser un problema tan común, las causas que lo provocan también son muy variadas: desde el uso habitual de prendas ajustadas hasta el levantamiento de pesas u otros ejercicios de alto impacto, pasando por otras como las alergias (debido a la tos y estornudos) son algunas de ellas.

Pero aquellas personas que lo padecen también deben saber que hay formas de corregirlo o merjorarlo. Sin ir más lejos Agustín Oliver, fundador de L’Anatomie, da cinco consejos para plantarle cara al desprendimiento de suelo pélvico:

  • Dejar a un lado los tabús. Lo primero es que se pueda hablar del tema sin reparos, hacerlo visible. De este modo, aquellas personas que lo padezcan también podrán conocer casos parecidos al suyo en su entorno.
  • Ponerse manos a la obra. Lo principal es obtener un diagnóstico y su posterior tratamiento. Para ello habrá que acudir a los especialistas correspondientes como ginecólogos, matronas y fisioterapeutas, que ayudarán a obtener los resultados deseados de forma segura.
  • Asegurar una rutina diaria. El ejercicio físico, una buena alimentación y algunos cambios de hábitos serán la clave para el éxito. También es recomendable poner una alarma para hacer los ejercicios de fortalecimiento de suelo pélvico.
  • Establecer un protocolo de ejercicios. Desde L’Anataomie recomiendan comenzar con cuatro o cinco días a la semana. De ellos, dos o tres serían específicos para el suelo pélvico (como los Kegel) y los otros dos más globales (como los ejercicios de Gimnasia Abdominal Hipopresiva).
  • Completar con otras técnicas, en caso necesario. En algunas ocasiones los profesionales pueden recomendar otros tratamientos. Entre ellos pueden estar los electroestimuladores, que ayudan a ganar tono muscular, o las bolas chinas. Estas últimas son más propicias para las fases finales de la recuperación postparto, usando una única bola, ya sea para salir a caminar o combinando su utilización con los ejercicios de Kegel.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*