Psicología deporte
Noticias

Cómo sacarle provecho a tu pasión por los deportes

Todos tenemos una pasión y la de muchos son los deportes. Ser hincha de un equipo de fútbol o de cualquier especialidad es un fenómeno social que evidencia características de la sociedad, evidenciando el amor por la competitividad y muchos otros factores.

Psicología del deporte

El fanatismo deportivo es un asunto muy marcado dentro de un numeroso grupo de personas alrededor del mundo. Una de las primeras características con las que nos encontramos en la intensidad de las emociones que se desatan en una persona cuando se encuentra presenciando un evento deportivo, llegando en ocasiones a perder totalmente el control de las mismas, pasando a la agresión verbal y física a terceras personas en caso de que los resultados no se den como se esperaban.

Dentro de la psicología del deporte, se reconoce que un fanático tiene una intensa implicación emocional muy intensa con su equipo favorito, siendo ese vinculo el que suele desencadenar las reacciones en ocasiones violentas y cambios de conducta que muchas veces no pueden ser controladas, sobre todo cuando se producen en eventos donde predomina la conducta gregaria, siendo esa la razón por la cual se producen disturbios durante los partidos, sobre todo en aquellos importantes y trascendentales para el equipo.

El fanatismo deportivo es en definitiva una experiencia intensa y que a pesar del desborde emocional no debería representar ningún riesgo para el bienestar físico y emocional de las personas. La pauta es, por supuesto, entender que solo se trata de un juego, de una experiencia que debe ser comprendida como entretenimiento y no como algo realmente trascendental para el curso de nuestras vidas.

Lamentablemente, existe una violencia estructural que se ha instalado dentro de casi todos los campos de nuestra sociedad y los deportes masivos terminan convirtiéndose en medios de catarsis para frustraciones emocionales que nada tienen que ver con el deporte en sí mismo, de ahí que muchas personas tomen su fanatismo como un refugio.

¿Y que ganamos con ser fanáticos?

Ser fanático no tiene realmente ningún problema, y de hecho puede ser una excelente forma de distracción siempre que se tenga equilibrio en cuanto al derroche de emociones. Más allá de eso, hay algunas formas en las que incluso podemos sacar algún beneficio monetario de esta actividad, cosa que puede hacerla mucho más adictiva y divertida.

Una de las formas más sencillas para sacar provecho económico de tu fanatismo y toda la información que posees sobre el tema es realizando apuestas deportivas. Entra a la web de un operador de apuestas confiable y elige tu equipo favorito antes del partido, de esa forma te aseguras de que además de intensas emociones ganarás un poco de dinero si tu equipo gana.

La mente de un fanático es compleja, y de hecho es su implicación emocional con el equipo y el deporte lo que hace que las masas de fanáticos se diviertan y sientan la atracción de colmar los gigantescos recintos deportivos distribuidos a lo largo y ancho del mundo.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*