Lesión de Musacchio
Noticias

La fractura de Musacchio y las incógnitas de su reaparición

La aparatosa fractura de muñeca que sufrió hace unas semanas el defensa del Villarreal CF Mateo Musacchio tiene inquieta a la afición castellonense. A pesar de que su técnico es optimista con los plazos de recuperación, es una lesión con muchos matices. Para ahondar sobre ella hemos contado con la opinión de Ramón Fernández, especialista en fisioterapia deportiva que desde hoy se une al equipo de Olympo Deportivo.

A todos se nos estremeció el cuerpo cuando vimos la mano deformada de Musacchio en el partido de Liga que enfrentaban a Villarreal CF y a FC Barcelona.  Una caída algo aparatosa y no apta para muchos estómagos. Pues bien, analicemos qué ha pasado y cuál es su proceso de recuperación:

Un mal apoyo en una caída provoca la fractura de muñeca, que en este caso no es más que una fractura de radio y cúbito pero casi a la altura de la mano, si hubiera sido en medio del antebrazo se denominaría simplemente por su nombre: fractura de radio y cúbito, sin más. Este tipo de fracturas provoca una deformidad, ya que los huesos se salen de su sitio y es necesario colocarlos de nuevo, bien con tratamiento conservador o mediante intervención quirúrgica.

Tratamiento conservador

Consiste en estirar de ambos huesos y colocarlos en su lugar correcto mediante una maniobra de alineación y posterior escayola durante mínimo 45 días, para su posterior recuperación muscular y articular. Esto se traduce en unos tres meses de recuperación, y no es descartable alguna secuela.

Operación

En este caso, al ser deportista de élite, se opta por la vía más segura y rápida. Se anclan a los huesos placas mediante tornillos y automáticamente la fractura queda arreglada. Pero no es tan fácil como parece, la fractura está arreglada, sí, pero no consolidada, por lo que hay que esperar un tiempo a que el hueso una con las placas. Durante este proceso el futbolista puede realizar fortalecimiento muscular, movimiento articular de hombro, codo, muñeca y dedos sin forzar la muñeca, evidentemente.

De hecho el deportista a los tres o cuatro días podría volver a realizar su actividad, cosa que no ocurre pues el riesgo de caída y de realizar una nueva fractura es muy alto, de ahí el tiempo de reposo. El tiempo de parada es por precaución, no porque no pudiera jugar, ya que como he dicho, en cuanto la fractura está operada, los huesos vuelven a su sitio. Se aconseja esperar unas semanas a que el riesgo de nueva fractura vaya disminuyendo, ya que si se produjera, las placas y tornillos provocarían un daño aún mayor, actuando como palanca. Se produciría entonces una rotura con muchos trozos de hueso. Veamos un par de fotos

 

 

 

Pues bien, como veis en la primera foto (A) se produce la fractura y (B) se procede a su reconstrucción. Hueso en su sitio y a jugar. Pero no, hay que esperar un tiempo prudencial para que suelden hueso y placa y el riesgo de volverse a partir sea menos, de hecho el jugador jugará con una órtesis como la que se ve en la tercera foto para proteger su muñeca.

fisioramon.com

 [button color=»orange» size=»medium» link=»https://www.olympodeportivo.com/suscribete/» target=»blank» ]Pregunta GRATIS a este especialista[/button]

One Comment

  1. Buen procedimiento.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*