Análisis

El nuevo Real Madrid de Zizou

La actual temporada siempre será recordada por los madridistas. Para su desgracia, no será por algo positivo. Dos destituciones en los banquillos y el regreso de Zinedine Zidane la marcan como una etapa que puede ser clave en el devenir blanco. Y es que el regreso del técnico galo aparenta ser un punto de inflexión para el club de Florentino Pérez.

Con Zinedine Zidane a la cabeza, el Real Madrid luchará en las nueve jornadas restantes por la segunda plaza en LaLiga Santander. Pero con un ojo observando en el mercado de fichajes. Porque, con vistas a la próxima campaña, el equipo de la capital tratará de renovar y revolucionar su plantilla para volver a coronarse como el campeón de campeones. Y para ello Zizou traerá un plantel muy diferente al actual. Algo que necesita con urgencia.

Bajo los palos, cero novedades

La incorporación de Thibaut Courtois a la meta el pasado verano fue un fichaje de renombre y mucho peso. El belga se ha asentado en la portería madridista durante la mayor parte de la temporada, relegando a Keylor Navas al banquillo. Sin embargo, la llegada de Zidane no augura un claro futuro como titular a Courtois, quien podría rotar más de lo pensado con Navas. Aun así, son los dos guardametas fijos que conformaran la batería de porteros de la plantilla madridista, de un nivel más que suficiente.

Además, tal y como se pudo comprobar ante el Huesca, el hijo de Zizou se ha hecho con un hueco en el equipo como presumible tercer portero. Luca Zidane demostró entereza y valía en la victoria ante el colista. Con él, Zidane tendrá sumas opciones para el siguiente curso.

Un grave agujero que solventar en la zaga

El principal punto negativo de la plantilla del Real Madrid no es otro que el nivel defensivo. Las eliminaciones copera y europea, así como la mala clasificación actual en LaLiga, han colocado en el punto de mira a los jugadores de la defensa blanca. Solo Ramos, Carvajal, Odriozola y Nacho mantienen el nivel y la compostura ante los compromisos exigentes. Por otro lado, ni Varane, ni Marcelo ni Vallejo deben tener opciones la próxima temporada después de una campaña con un rendimiento muy escaso.

Ahí entran sustitutos más que necesarios. La polivalencia y el coraje de Nacho y Reguilón podrían no ser tampoco suficientes. Así, Florentino debe tener en cuenta las llegadas de dos centrales de nivel —uno que acompañe a Ramos y otro que le permita rotar— y de dos laterales izquierdos. En la primera categoría, Van Dijk podría ser la mejor opción para los blancos, aunque se trata de una operación que podría rondar los 150 millones de euros. Los canteranos Diego Llorente y Mario Hermoso se postulan como otras opciones con sumo interés; dos centrales que han demostrado una calidad incuestionable, siendo elegidos por el seleccionador absoluto, Luis Enrique.

En la banda siniestra, las opciones más obvias son las más sonadas. Junior Firpo es la probabilidad predilecta del conjunto blanco, además de Marcos Alonso, que gusta desde su etapa canterana en las oficinas blancas. También está la opción de la repesca de Achraf, cedido en el Dortmund.

Pinceladas en el centro

Ni Casemiro, ni Isco ni Ceballos tienen asegurado su futuro en blanco. Tampoco Kroos podría continuar en la disciplina madridista, algo que el Madrid tiene intención de solucionar. El interés en Eriksen, Pogba y Kanté es tan real como complicado. Sin embargo, es quizá la zona que menos movimientos produzca, no siendo esta un área con peligrosos bajos rendimientos.

El gol y los movimientos ofensivos

En el Madrid, desde la salida de Cristiano Ronaldo, ha faltado gol. Benzema no es ese delantero que acumule tantos por doquier y el conjunto madridista se ha visto influenciado por ello negativamente. Ni Bale ni Lucas Vázquez son futbolistas que tengan el nivel requerido para una revolución galáctica, sin descartar una posible salida de Marco Asensio, quien tampoco ha alcanzado su máximo nivel.

Ahí entran Hazard y Jovic. Los jugadores son dos de las mejores opciones para que el Madrid vuelva a asustar y atemorizar a Europa. La opción de Mbappé, sin embargo, es tan impresionante como utópica.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*