Sevilla 2-2 Barcelona
Noticias

El Sevilla ensalza la Liga

El empate de Sevilla y Barça el pasado sábado en el Ramón Sánchez Pizjuán vuelve a apretar la Liga al máximo. Banega y Gameiro lograron igualar un marcador que se antojaba insuperable en el primer tramo de partido.

Insuperable porque así lo pusieron Messi y Neymar, que con dos magistrales golpeos pusieron el 0-2 en el marcador cuando apenas se sobrepasaba la media hora de partido. Dicha superioridad fue un fiel reflejo del juego que se estaba desplegando sobre el verde. Los culés se desprendieron pronto de la presión local y se hicieron con el control a base de toque y posesión.

Messi continuó con su idilio goleador ante el conjunto hispalense, mientras que el brasileño Neymar levantó de la silla a los azulgranas clavando un disparo de falta cerca de la escuadra.

Entonces apreció el Sevilla. El marcador obligó a los nervionenses a dar un paso al frente y dejar a un lado el temor a ser castigado por el árbitro, quien según su técnico había puesto muy bajo el listón de las amarillas, lo que les forzó a no estar tan encima de la salida de balón culé.

Un Sevilla más reconocible

Pronto surtiría efecto ese cambio de actitud.  Antes del 40′ el argentino Ever Banega puso el 1-2 gracias a un ajustado zarpazo desde fuera del área que se coló por el palo derecho de Bravo, a quien hasta ahora nadie le había conseguido anotar desde esa distancia. De hecho, hay que remontarse al año 2013 para encontrar el último gol que el Barça sufrió desde fuera del área, lo hizo el madridista Jesé en el Camp Nou.

La grada se vino arriba nuevamente, y ya no pararía hasta el final. Mucho tiene que ver esta afición con que su equipo lleve 32 partidos consecutivos sin conocer la derrota en su estadio. Eso lo sabe Emery y lo saben los rivales. Por eso el técnico vasco del Sevilla indicó a sus jugadores en el vestuario que saliesen a morder durante todo el segundo tiempo, sin perder la cabeza.

El Sevilla se hizo con el control del partido, anulando a ratos el centro del campo rival, incomodando a Messi y creando peligro por las bandas, gracias a las internadas de Tremoulinas y al incansable esfuerzo de Aleix Vidal.

La zaga local transmitía seguridad ante las intentonas del Barça -especialmente de Suárez-, Banega ponía la pausa y Emery la magia y el músculo con la incursión de Reyes y de Mbia en el terreno de juego. Luis Enrique respondía con la polémica sustitución de Xavi en detrimento de Neymar.

El Barça veía como el Sevilla le comía terreno por momentos, Bacca estuvo cerca de igualar el luminoso, pero su disparo más peligroso se le marchó alto. Poco después le daría relevo Kevin Gameiro, el suplente más rentable de la Liga. El francés fue el encargado de poner el definitivo 2-2 en los minutos finales, gracias a un robo de balón de Reyes y posterior apertura a Vidal, quien esperó el momento oportuno para asistir al galo para que rematase a placer.

Ni Pedro -que salió al campo-, ni Alves ni Rakitic pudieron cambiar la situación en los instantes finales. El croata tuvo la ocasión más peligrosa para desigualar, pero su golpeo se marchó desviado. Tras el pitido final, fue precisamente el hombre que más aplausos se llevó del Sánchez Pizjuán, agradecido por sus servicios.

El resultado, a falta de siete jornadas para que concluya el campeonato, acerca al Real Madrid a 2 puntos, mientras que mantiene las distancias del Sevilla con respecto al Atlético de Madrid (4 ptos.) en la lucha por entrar en Champions. Aún queda liga, y el Real Madrid también deberá pasar por Nervión.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*