españa inglaterra nations league
Noticias

España se desmorona ante la presión inglesa (2-3)

  • La selección de Luis Enrique cayó tras una primera parte paupérrima, donde el plan de Southgate maniató su juego. La reacción en la segunda mitad llegó demasiado tarde.

España sufrió un duro traspié en sus aspiraciones de sellar la clasificación para la ‘final four’ de la UEFA Nations League al caer con contundencia ante una Inglaterra letal en las transiciones.

Salió la selección española con mucha intensidad ante un Benito Villamarín volcado y pronto caerían las primeras ocasiones a balón parado. Thiago y Marcos Alonso estuvieron muy cerca de adelantar a España en jugadas de estrategia, y, poco después, también pudo hacerlo Asensio al disparar flojo tras una perdida inglesa.

Desde el primer momento, se veía claro que la presión, y la forma en que ambos equipos gestionaran la respuesta a ella, iba a erigirse como la clave del encuentro. Tanto España como Inglaterra buscaban al rival muy arriba, lo que dificultaba la salida de balón.

En este sentido, la vuelta de Southgate al 4-3-3, con la inclusión de Dier en el pivote y Barkley de interior benefició los intereses ingleses. Sin embargo, el que resultó definitivo fue Harry Kane, quien entendió a la perfección donde debía colocarse cuando España estiraba su presión. En una de estas ocasiones, el delantero del Tottenham recepcionó en el centro del campo un balón largo de Pickford y abrió a la banda izquierda para Rashford, este cedió el esférico para la llegada de Sterling en la banda contraria, que tras controlar, envió el balón a la escuadra derecha de De Gea.

Era solo el minuto quince y a España le tocaría remar a contracorriente durante todo el encuentro. Con la desventaja, los hombres de Luis Enrique trataron de controlar la posesión, aunque sin la inspiración habitual, algo que también era provocado por el entramado defensivo británico. Asimismo, la presión española se convertía en la mejor arma de los visitantes y de nuevo en estas lides, Kane bajaría, ante la pasividad de Nacho y Ramos, un balón largo de Pickford, el pichichi inglés aguantaría con maestría hasta enviar el balón a Rashford, que resolvió a la perfección en el mano a mano con De Gea.

Con el 0-2, la clarividencia de España desapareció por completo e Inglaterra se sentía cada vez más cómoda con el balón en los pies, lo que le permitió ampliar su ventaja gracias a un preciso pase de Barkley a la espalda de la defensa de nuevo recibido por Kane, que al primer toque cedió para el remate a placer de Sterling.

La primera parte terminó sin apenas reacción para una España muy imprecisa y sin ideas, pero tras el descanso volvió a salir con mucha intensidad, dispuesta a obrar una remontada que se antojaba muy complicada. La tónica del partido era la misma, con el control de la posesión en los pies locales y con los ingleses tratando de penalizar cualquier error.

Asensio, con un disparo al lateral de la red y Saúl, con otro tiro desde la frontal que atrapó Pickford fueron los primeros en amenazar a Inglaterra, pero el peligro no llegaba con demasiada claridad. Luis Enrique trató de dar vida al encuentro con la entrada de Ceballos y, sobre todo, de Paco Alcácer, quien en su primer balón, remató a gol en el primer palo un córner sacado por Asensio.

Quedaba media hora por delante y las ilusiones de España se veían reforzadas. La circulación de balón mejoró con Ceballos y la efectividad de la presión se reforzó, pues los ingleses comenzaron a cometer algunos errores, que la selección nacional estuvo cerca de aprovechar. La más clara llegó cuando Rodrigo robó el balón a Pickford, y este mandó a corner ‘in extremis’, cuando el hispano-brasileño estaba a punto de marcar. Los españoles pidieron penalti en una jugada que pudo ser decisiva para el desarrollo del encuentro.

Una vez superada la reacción tras el gol, el partido entró en una fase de monotonía, con los ingleses renunciando al ataque definitivamente y España moviendo el balón de un lado a otro en busca de una mayor profundidad. Pese a los numerosos intentos, la defensa visitante no terminaba de sufrir, pues los mejores acercamientos llegaban a través de disparos desde fuera del área que apenas suponían riesgo para Pickford.

Con la entrada de Walker y el regreso de Inglaterra a la defensa de cinco para contrarrestar la entrada de Morata, España comenzó a gozar de algo más profundidad, fundamentalmente, gracias a las entradas por banda y el envío de centros al área. Alcácer y el propio Morata disfrutaron de sendas ocasiones en el interior del área e incluso Marcos Alonso cabeceó al larguero.

Era la previa del gol de Sergio Ramos, que remató en plancha un centro de Ceballos, un tanto que llegó demasiado tarde para España. Inmediatamente después, Szymon Marcyniak decretó el final de un partido donde la reacción del combinado de Luis Enrique llegó demasiado tarde, lo que la obligará a ganar a Croacia el 15 de noviembre para jugar la ‘final four’ de la UEFA Nations League.

Ficha técnica

España: De Gea, Jonny, Nacho, Ramos, Marcos Alonso, Busquets, Thiago, Saúl (Ceballos 56′), Iago Aspas (Paco Alcácer 56′), Rodrigo (Morata 72′) y Marco Asensio.

Inglaterra: Pickford, Trippier (Alexander-Arnold 84′), Joe Gomez, Maguire, Chilwell, Dier, Winks (Chalobah 90′), Barkley (Walker 75′), Sterling, Kane y Rashford.

Árbitro: Szymon Marciniak, polaco. Amonestó a los locales Sergio Ramos, Jonny, Ceballos y Morata; y a los visitantes Dier, Winks y Maguire.

Goles: 0-1 (15′) Sterling; 0-2 (29′) Rashford; 0-3 (37′) Sterling; 1-3 (57′) Paco Alcácer; 2-3 (97′) Ramos

Imagen: Daniel González

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*