Klopp
Reportajes

Klopp y su tercer intento

Es uno de los técnicos de moda en el fútbol europeo. Jürgen Klopp disputará el próximo 1 de junio en el Wanda Metropolitano su tercera final de Champions League. Tras la épica remontada de Anfield frente al Barcelona, su Liverpool buscará la ‘Orejona’ ante el emergente Tottenham de Pochettino.

El técnico alemán llegó a Liverpool en el año 2015, con el objetivo de devolver a los Reds al lugar que ocuparon antaño, algo que Brendan Rodgers no pudo conseguir.

Klopp aterrizó en Inglaterra respaldado por su exitoso periplo al frente del Borussia Dortmund. Allí logró desbancar al Bayern del título de la Bundesliga en dos ocasiones, y cuajó una inolvidable Liga de Campeones que les llevó hasta la gran final, dejando en el camino al Real Madrid, entre otros. Precisamente los de Múnich privaron a Klopp del título en la gran final de Wembley (2-1).

Pero el de Stuttgart no solo pasó a la historia por sus resultados con el Borussia, también lo hizo por el fútbol desplegado. Armó un equipo vistoso y fiable gracias a jugadores sobrados de técnica (Reus, Gündogan o Lewandowski), y también de físico (Hummels, Piszczek o Blaszczykowski).

Fácil adaptación en Liverpool

Klopp tomó pronto las riendas del banqulllo red.  Su primer objetivo fue enderezar el rumbo del equipo e impregnarle de carácter competitivo. Tanto fue así, que en tan solo unos meses condujo al Liverpool a la final de la Europa League, algo (una final europea) que sus aficionados no veían desde el año 2007, con Rafa Benítez en el banquillo.

Para llegar hasta Basilea, el Liverpool apeó de la competición a rivales tan complicados como el Manchester United o, caprichos del destino, el Borussia Dortmund. También eliminó al Villarreal, y acarició el título durante 46 minutos, el tiempo que el Sevilla de Unai Emery tardó en reaccionar y levantarle la final.

Con jugadores como Coutinho, Firmino, Lallana o Sturridge, Klopp se rodeó una vez más de técnica, velocidad y físico. Fichó a Mané en verano, y devolvió al conjunto de Anfield a la Champions League tras firmar una meritoria cuarta plaza en la temporada 2016-17.

Segundo intento

El regreso a la máxima competición continental fue mucho más ruidoso del que todos pensaban. Klopp y su faraón Salah colaron al Liverpool en la gran final de la Champions, tras liderar su grupo, barrer al Oporto (5-0) en octavos, atroppelar al todopoderoso City de Guardiola en cuartos (5-1)  y frenar a la épica Roma en semifinales (7-6).

En la final de Kiev le esperanba el intocable Real Madrid de Zidane. En el ‘Día D’, Karius se convirtió en pesadilla y Gareth Bale se enfundó la capa de héroe para cumplir con los mejores pronósticos de fútbol y dejar a Klopp con la miel en los labios en su tercera final europea, segunda de Champions.

Consagración

Con Allison como necesario refuerzo en la portería, Klopp encaraba su cuarta campaña con la idea de consagrar al equipo inglés en la élite del fútbol mundial. Y lo cierto es que a finales del pasado mes de agosto pocos se atrevían a cuestionar su liderazgo en Anfield.

El técnico alemán ya consiguió que los fans del Liverpool se olvidasen de la marchita estrella Coutinho, y además pudo seducir a jugadores como Salah o Mané para que se quedasen en el barco. Postulado ideológicamente del lado del proletariado, su hinchada (mayoriatariamente de izquierdas) le adora. La verdadera estrella del Liverpool es él.

Pase lo que pase el próximo sábado 1 de junio en el Wanda Metropolitano, la temporada del Liverpool ha rozado el sobresliente. Le ha disputado el título de Premier League al Manchester City hasta la última jornada, en la que ha sido la temporada más apasionante de los últimos años en Inglaterra. Buena cuenta de ello ha dado El Pronosticador de Marcadores.com, que acertó de lleno en las victorias de City y Liverpool.

Al subcampeonato doméstico hay que sumarle otra final de Champions, la segunda consecutiva para el Liverpool, y la tercera en total para Klopp. En esta ocasión, tras pasar como segundo de grupo, dejó fuera al Bayern en octavos, al Oporto en cuartos y al Barcelona en semifinales, tras una remontada para la historia.

Klopp está más cerca que nunca de tocar la gloria. Tan solo el sorprendente Tottenham de Mauricio Pochettino, al que ha superado en cuatro de los últimos seis enfrentamientos directos, puede impedírselo.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*