Pochettino
Análisis Noticias

La consolidación del Tottenham de Pochettino

Mauricio Pochettino aterrizó en Londres hace ya cuatro años, tras una tremenda temporada con el Southampton, club al que logró situar en la octava posición después de luchar con tesón contra los más grandes. Desde entonces, ha ido dotando al Tottenham de una identidad clara, año tras año, con el fin de asentar al conjunto inglés como uno de los mejores del viejo continente.

Si bien es cierto que no es el club más laureado de la actualidad, ha conseguido hacer de los Spurs un proyecto sumamente competitivo, con jugadores de un nivel estratosférico y un futuro muy prometedor que puede convertirse en presente con prontitud. Tanto es así, que ha instaurado un periodo de calidad en cuestiones futbolísticas que hacía años que no se veía con esa firmeza. También hay que destacar la solidez que ha otorgado el argentino a la entidad, definiéndola como un equipo que luchará como los grandes por los éxitos nacionales e internacionales.

Para ello, ha realizado durante sus tres primeras temporadas al mando diversas incorporaciones a su plantilla que le han permitido perfilar su obra. Davinson Sánchez, Lucas Moura, Aurier, Sissoko, Janssen, Son, Alderweireld, Trippier, Davies o Dele Alli han sido las inversiones más destacadas comandadas por Pochettino desde que se sentara en 2014 en el banquillo del Tottenham. Esto le ha permitido no realizar ni una sola alta en el mercado de verano del presente año, ya que considera que su proyecto tiene, al fin, todas las piezas que necesita, ajustadas al máximo para que su sistema sea infalible.

Contundencia y verticalidad

Hablamos de un sistema que se caracteriza por la contundencia defensiva y el juego directo y con una verticalidad tremenda. Con centrales del nivel de Alderweireld, Vertonghen o Sánchez, entre otros, la primera línea del equipo goza de una solidez más que notoria, dando una clara seguridad al meta Hugo Lloris, todo un campeón del mundo que ha demostrado su calidad. Como suplente, no obstante, se sitúa Vorm, un gran portero que no deja a nadie indiferente.

Incluso, para mayor énfasis, suele situarse como ancla el pivote Moussa Dembélé, quien hace las veces de todoterreno, pero que se hace notar en el verde como figura defensiva. La alternativa, sin embargo, aparece con la figura reconocida de Eric Dier, omnipresente, al lado de los Dele Alli, Eriksen, Kane y Lucas de turno.

Además, la presión intensa que ejercen en líneas altas, principalmente individual, permite al equipo hacerse con el ritmo del partido según sus propios intereses, algo que también con balón consigue hacer al retrasar de cara ante una presión rival incómoda para alargar al resto del equipo y jugar directo con los jugadores más alejados.

Para que todas estas piezas, Pochettino ha debido ajustar diversos aspectos que competen a sus jugadores. Tanto Eriksen como Alli son piezas consolidadas en el centro del campo, en el cual siempre busca que tengan a su favor una superioridad numérica que facilite la presión y el juego directo a través de desmarques constantes entre líneas, algo que consiguen con la libertad de la que ambos disponen para favorecer el apoyo a Kane y Moura, figuras definidas como referencias.

Los carrileros, alternativa usada con frecuencia por el argentino, suelen ser Rose y Trippier. Ambos permiten llegar con contundencia a los balones peligrosos que buscan al objetivo en la zona ofensiva. Se busca, con estos factores, una transición sumamente rápida que complique el repliegue rival para desequilibrar a sus líneas con acometidas por banda y con balones largos que buscan a un 9 fuera de serie como es Harry Kane. El inglés facilita la acumulación de figuras en tres cuartos del campo para poder ser directos entre líneas una vez se ha llevado a cabo la transición, algo que caracteriza, como tantas otras cosas ya descritas, a los Spurs de Mauricio Pochettino.

Esta temporada es, por lo tanto, una oportunidad más que perfecta para conocer la obra que lleva varios años tejiendo el sudamericano desde el banquillo londinense, con el objetivo de luchar como un grande que, poco a poco, está consiguiendo ser. La consagración de los Spurs en Inglaterra está cada vez más cerca de tener lugar, y la mayor parte de la culpa la tiene un maestro entrenador como es Pochettino.

Alberto Pintado.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*