Escuela de fútbol de Camas
Reportajes

La escuela en la que todos juegan

La Fundación del Real Madrid tiene en marcha múltiples proyectos alrededor del mundo. Uno de los más reconocidos y consolidados no es otro que su red de Escuelas Sociodeportivas, cuya función social principal reside en inculcar valores a los niños a través del deporte. Estas escuelas, un total de 47, se dividen en dos clases: las de fútbol y las de baloncesto. En España, una de las escuelas de fútbol en la que hay volcadas más ilusiones está en la localidad sevillana de Camas.

Escuela de fútbol de Camas
Niños y Equipo Técnico, en las instalaciones de la Escuela de Fútbol del Real Madrid en Camas. | Foto: Olympo Deportivo

Con más de 250 niños inscritos, esta escuela madridista es todo un referente en el municipio natal de Sergio Ramos. A la misma acuden niños de diferentes edades (comprendidas entre los 5 y los 17 años), que ven en ella un lugar idóneo para soñar jugando, a la par que sus familias confían en la experiencia y profesionalidad de los monitores y educadores que allí trabajan.

Olympo Deportivo estuvo presente, el pasado mes de noviembre, en la inauguración de la nueva temporada de esta escuela de fútbol de Camas, y tuvo la oportunidad de dialogar con los allí presentes. Desde los propios técnicos y padres hasta los responsables de la entidad que hasta Camas se desplazaron para dicho evento. Entre ellos Rafael García Cortés, director de las escuelas sociodeportivas del Real Madrid, y el Director de Relaciones Institucionales del club, Emilio Butragueño.

Precisamente fue El Buitre quien inauguró oficialmente la campaña con un discurso lleno de agradecimientos hacia la provincia de Sevilla y hacia todas las familias que depositan la confianza en el club para complementar la educación de sus hijos. Ya ante los micrófonos de este medio, Butragueño confesó que lo mas importante para la entidad con estas escuelas es «ayudar a la gente», pero que también sienten «una gran responsabilidad», ya que las familias «tienen depositadas altas expectativas» en ellos.

Cuestionado por su labor como Director de Relaciones Institucionales del club, Butragueño nos comenta: «El Real Madrid es mi vida, y me llena de orgullo poder trabajar desde dentro del club después de haber sido jugador. Es todo un honor para mi».

En la misma línea se mostró Rafael García Cortes, quien afirma sentirse «muy contento» de saber que benefician a «mucha gente». «Estamos satisfechos por el aprendizaje que reciben. Contamos con unos cursos de formación pioneros en los que confiamos plenamente, y además realizamos un seguimiento continuo para garantizar que se está trabajando bien, así que es estupendo ver que la gente viene con ilusión».

El que fuera jugador del Real Mallorca y del Rayo Vallecano también quiso incidir en el papel que desempeñan las escuelas y en la responsabilidad a la que el club se compromete con las familias: «Nuestros alumnos no compiten como tal, por lo que realmente no esperamos que lleguen a ser profesionales. Es cierto que se podría dar el caso de que algún alumno llegara a ser futbolista profesional, pero esto no ha ocurrido. Nuestro trabajo no se basa en buscar talentos, sino en formar a los niños y niñas como personas, esto es lo que de verdad nos importa, que nuestros alumnos se sientan útiles en la sociedad».

«Todos los éxitos que ha logrado el Real Madrid son gracias a la excelente afición, y nuestro trabajo consiste en devolver de alguna manera a la sociedad todo lo que nos ha dado. Sabemos lo que es capaz de mover el deporte y el fútbol en concreto, así que queremos que los niños y niñas que quieran practicarlo puedan hacerlo sin importar sus condiciones o circunstancias, porque el fin último es que aprendan a divertirse todos juntos», explica.

Para concluir, Cortés insiste en que se fueron de Camas «muy felices» de ver que la escuela funciona tan bien. «Además, fomentamos la integración centrándonos en las personas más vulnerables que puedan sentirse excluidos de la sociedad, y creo que en esta escuela se está consiguiendo que desde la infancia aprendan que todos somos igual de importantes tanto en el campo como fuera del él», puntualiza.

Ya por último, quisimos contrastar la opinión de los miembros del Equipo Técnico de la escuela; ellos son los que trabajan a diario con los niños de Camas. Fernando, Santiago, Francisco, Manuel o Juan son parte de los integrantes de un comprometido grupo de entrenadores y monitores que hacen posible el buen funcionamiento de la escuela.

Para ellos también es una buena oportunidad estar ahí. «El club nos apoya, hemos recibido formación y nos renuevan los materiales. Es cierto que todos partimos de una base, pero el ambiente estimula a que cada profesional pueda desarrollar sus inquietudes de una manera idónea», afirma Juan, mientras que Francisco, a quien le pedimos mensaje para transmitirle a aquellos padres indecisos, asegura que «es una escuela diferente», y que la competición «queda en el segundo plano, todos los niños juegan, sean buenos o no».

José Antonio Vega.

One Comment

  1. Gran artículo. Gracias por difundir este proyecto.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*