Landa y Aru
Noticias

Landa y Aru, la guinda a una etapa para la historia

La jornada estrella de la Vuelta 2015, diseñada por Purito, que discurría totalmente por terreno andorrano entre Andorra la Vella y el alto de Els Cortals d´Encamp con un recorrido de 138 kilómetros estaba en la mente de todo el mundo desde muchos meses antes de comenzar la carrera.

Lo que más se repetía era la palabra miedo. Miedo a perder la Vuelta en una jornada brutal para los líderes, con las subidas a  Collada de Beixalis (1ª), Coll d’Ordino (1ª),  Puerto de la Rabassa (1ª), Coll de la Gallina (HC),  Alto de la Comella (2ª) y finalmente Cortals de Encamp (1ª); miedo a desfallecer o llegar fuera de control para el resto de los ciclistas; miedo a que la lluvia y la temperatura andorrana afectaran a los ciclistas que vienen del calor del sur; miedo a que lo que se vendía cómo la etapa más dura de toda la historia de la Vuelta ciclista a España, y una de las más duras de la historia del ciclismo, se convirtiese en un fiasco. Pero pronto, ese recelo y dudas se tornaron en un espectáculo impresionante que hizo disfrutar como pocas veces a los aficionados.

La Vuelta acostumbra a darnos cada día una pequeña alegría, de 10 a 30 minutos de diversión, pero en Andorra destapó el tarro de las esencias para hacernos vibrar con una jornada histórica. La carrera arrancó puntualmente y como se preveía, los ataques se sucedieron desde el kilómetro cero en busca de la escapada del día. Muy atento estuvo Omar Fraile, líder de la general de la montaña, quien luchó por salir a todos los ataques para intentar consolidar su posición como el mejor de los escaladores. El trabajo del corredor de Caja Rural-RSA no cayó en saco roto, ya que puntuó en los 4 primeros puertos de la jornada, pero mientras se sucedían los primeros ataques, Froome sufría una caída tonta que metió el miedo a todo el Sky. El británico subió el primer puerto a su ritmo, con la compañía de varios compañeros de equipo, intentando mantener la calma en una jornada durísima, y a mitad del segundo puerto ya estaba en el grupo de los favoritos, conducido por Astana en ese momento.

Por delante, otro corredor de Astana, Mikel Landa, encabezaba la carrera en busca de la victoria de etapa. Subiendo el puerto de la Gallina cambió la climatología y empezó a llover. Se temía lo peor, ya que si el descenso se hacía sobre mojado podrían sucederse caídas, pero afortunadamente solo llovía por el lado del ascenso. Sin embargo la fortuna no le sonrió a Froome, que a causa de las heridas de la caída inicial y la lluvia empezó a perder contacto con el pelotón para sorpresa general. El ganador del Tour no cabalgaba como acostumbra mientras el grupo principal seguía avanzando inexorablemente.

En el descenso, con el cansancio visible en los rostros de los corredores, Purito Rodriguez y Valverde tomaron unos metros de ventaja y generon un planteamiento táctico muy bueno, dejando al líder Tom Dumoulin (Giant-Alpecin) a 30 segundos por detrás de ellos, al que solo la colaboración del Ag2r, que trabajaba para Pozzovivo, también sorprendido, le reintegró en el grupo.

Cortals de Encamp

Nada más arrancar la subida final, a 7 kilómetros de la cima, Fabio Aru (Astana) atacó con una fortaleza brutal y se marchó en solitario tras soltar a Joaquín Rodriguez, Dani Moreno (katusha) y a Nairo Quintana (movistar). El líder sufría pero mantenía un ritmo vivo y constante que le permitía soñar con mantener el liderazgo de la Vuelta. La emoción y la  incertidumbre era total, Aru volaba hacia la meta soltando toda la rabia que tenía dentro, mientras que por delante de él sólo se encontraba Mikel Landa, quien mantenía el ritmo y se olvidaba de órdenes de equipo para alzar los brazos en meta.

Quintana fue de más a menos y se hundió, mientras que Dumoulin y Chaves regulaban mejor e iban de menos a más. Valverde, a tirones, sufría por no perder su estela. Por delante, Dani Moreno guiaba a Joaquim Rodríguez con la intención de cerrar el hueco que estaba abriendo la joven estrella italiana, Aru.

Puro espectáculo. Landa ganó la etapa, Aru se vistió de líder, Purito cedió poco y ya es segundo, Dumoulin se mantiene tercero, Chaves sigue metido en carrera y Valverde salvó los papeles de milagro. Por su parte, el colombiano Quintana perdió más tiempo y parece estar enfermo, con lo cual su continuidad está en el aire. Majka y Nieve dieron la cara para Tinkoff y Sky respectivamente, y estarán delante en las próximas etapas de montaña, pero Pozzovivo se hundió y dijo adiós a sus opciones en la General. Froome llegó a 8:41 del vitoriano ganador de etapa. No se puede pedir más al ganador del Tour. Siguió en carrera pese al dolor y demostró una vez más su gran profesionalidad e implicación hacia un deporte que ama. Solamente el médico le sacará, más pronto que tarde, de una Vuelta a España que nos dejó, a mitad de recorrido, una etapa de esas que hacen que la afición por este deporte no se pierda.

Así acabó la etapa

  1. Mikel Landa (Astana) | 04h 34′ 54»
  2. Fabio Aru (Astana)  | + 01′ 22»
  3. Ian Boswell (Sky) | + 01′ 40»
  4. Daniel Moreno (Katusha) | + 01′ 57»
  5. Purito Rodríguez (Katusha) | + 01′ 59»

Así está la General

  1. Fabio Aru (Astana) | 43h 12′ 19»
  2. Purito Rodríguez (Katusha) | + 00′ 27»
  3. Tom Dumoulin (Giant-Alpecin) | + 00′ 30»
  4. Rafal Majka (Tinkoff Saxo) | + 01′ 28»
  5. Esteban Chaves (Orica) | 01′ 29»
  6. Alejandro Valverde (Movistar) | + 01′ 52»

César Casas

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*