Egan Bernal
Análisis

Los perfiles de la nueva generación de ciclistas colombianos

Recientemente hemos hablado de la explosión de la nueva generación de ciclistas colombianos, tras las buenas actuaciones cosechadas por estos ciclistas en los últimos meses. Ahora, profunduzams en cada uno de ellos para que los conozcas mejor.

Egan Bernal | 22 años | Gran escalador que se defiende contra el crono

Nacido en Bogotá el 13 de enero de 1997, la cara de niño de Egan Arley Bernal esconde a un deportista con mucho temple. Un temple y una inteligencia que le pueden catapultar al éxito en el ciclismo profesional, además de sus cualidades, claro está.

Esa ‘veteranía’ que esconde este chaval de solo 22 años ya ha quedado latente en sus pocos más de tres años como profesional. Lo hemos visto recientemente en la París-Niza, no poniéndose nervioso en la etapa reina con una escapada peligrosa y confiando en su equipo en la última y decisiva jornada en Niza. Y es que Bernal conoce sus puntos fuertes y sabe explotarlos. Volviendo a lo ocurrido en la carrera francesa, una buena crono –porque se defiende a las mil maravillas en contrarreloj-, acabando ‘a rueda’ de Quintana en el Col de Turini y aprovechándose del nivel de su equipo le han valido para hacerse con su primer vuelta por etapas del World Tour.

Retrocediendo en el tiempo, Bernal dio el salto a Europa gracias a Gianni Savio. El director deportivo de Androni es todo un habitual en la extracción de promesas de la cantera colombiana y, una vez más, no se ha equivocado. Tras despuntar y ganar con el equipo italiano –arrasó en el Tour del Porvenir 2017 entre otras carreras- acabó fichando por Sky donde no está defraudando.

Prácticamente debutó con victoria, en la Colombia Oro y Paz, y prosiguió con un estado de forma muy excelso en Cataluña, Romandia –victoria de etapa- y California –dos etapas y general- hasta el Tour de Francia donde se convirtió en un gregario de lujo para Froome y Thomas. No tuvo problemas para, tras ser incluido por sorpresa en la lista del Tour, remangarse y trabajar para sus compañeros. ¡Menudo trabajo hizo! Y quién sabe lo que hubiera ocurrido de haber tenido más libertad…

En 2019, el fenómeno Bernal no ha hecho más que incrementarse. Arrancó con un tercer puesto en los nacionales CRI para pelear hasta el final por la Colombia 2.1, ayudando a su compañero Sosa en la ascensión definitiva, y ganar la París-Niza ante figuras como Nairo Quintana, Simon Yates o Michal Kwiatkowski. En definitiva, sube bien, va genial contra el crono, es inteligente y tiene un carácter ganador: una estrella se ha forjado.

Iván Ramiro Sosa | 21 años | Escalador puro

El segundo de abordo de la generación. Sosa ha ido dando exactamente los mismos pasos que Bernal hasta plantarse en uno de los mejores equipos del World Tour. Eso sí, pese a ser del mismo año, el ciclista de Pasca ha sido un curso ‘tardío’ respecto al de Bogotá. Sosa, nacido el 31 de octubre, dio el salto a profesionales de la mano de Gianni Savio, con el Androni. Al igual que su compatriota, permaneció dos años en la escuadra italiana -2017 y 2018- antes de recalar en el conjunto Sky.

Tras una campaña de adaptación y sin resultados notables, el billete a la formación británica se lo ganó en un espectacular segundo año, en donde logró su victoria más importante hasta el momento en la Vuelta a Burgos, donde se llevó la etapa reina, con final en la Lagunas de Neila, y la general. También destacó en algunas etapas del Giro de Italia, encabezando escapadas en la montaña y con mostrándose al mundo de la bicicleta. Además, imitando a su ahora compañero de equipo, Sosa ganó el Cycling Tour of Bihor – Bellotto y el Sibiu Cycling Tour en Rumanía, y la Adriatica Ionica Race, en Italia. Llegado al Tour del Porvenir, en donde había sido gregario precisamente de Bernal años atrás, Sosa ejerció de líder de la selección colombiana y acabó sexto.

Los resultados y, sobre todo, las sensaciones de que es una promesa del ciclismo, le llevaron a Sky, de nuevo junto a Bernal, para quien ha trabajado a destajo en la París-Niza. Pero ojo, un mes antes, en la Colombia 2.1, fue el propio Bernal el que antepuso los intereses del equipo a los suyos propios y ayudó a Sosa quien, sin un desafortunado enganchón con un espectador en la subida definitiva, hubiera tenido más opciones de triunfo –fue segundo tras López-. Así pues, un escalador puro –tiene que mejorar en la crono- de ese estilo guerrero, ágil e inteligente propio de los ‘escarabajos’ colombianos. Una joya para el conjunto Sky.

Daniel F. Martínez |22 años | combativo y contrarrelojista

Quizás sea el menos conocido de las ‘estrellas’ de su generación pero, sin duda, Daniel Felipe Martínez ha aparecido en el radar ciclístico a raíz de su triunfo en la subida reina de la París-Niza. Pero muchos ya le seguíamos hace algún tiempo. Ya con el Team Colombia dio muestras de su calidad y combatividad en carreras como la Route du Sud o el Tour de Utah en ese 2015 en el que pasó a profesionales. Esas características le permitieron dar el salto a Europa de la mano del Willier-Triestina con el que compitió en dos temporadas, no muy prolíficas en cuanto a resultados pero sí en aprendizaje, debutando en carreras importantes como el Giro de Italia, Milán-San Remo o Lombardia. Precisamente el final de año 2017 fue buenísimo con grandes posiciones en las últimas clásicas italianas –séptimo en Milán-Turín y noveno en la Tre Valle Varesine-.

Martínez llamó la atención del conjunto EF-Cannondale y ese fue su trampolín hacia el World Tour. Y la evolución se ha dejado ver en el ciclista de Soacha. Especialmente en una primera parte de 2018 muy buena, acabando quinto en la Colombia Oro y Paz, nada menos que séptimo en la Volta a Cataluña y duodécimo en Romandia y rematando gran primavera con un podio en California. Su equipo le eligió para el Tour y allí fue uno de los hombres más combativos de la carrera –con solo 22 años- y en la que acabó como el quinto mejor joven tras figuras como Latour, Bernal, Guillaume Martin y Gaudu.

Y la evolución ha seguido en 2019 a base de trabajo y una buena preparación. Martínez ha llegado como una moto al principio de temporada, ganando el Campeonato Nacional de Contrarreloj en enero, siendo protagonista en la Colombia 2.1 –acabó tercero en la general- e imponiéndose en la etapa reina de la París-Niza, como ya hemos avanzado. A diferencia de Bernal y Sosa, quizá no sea un candidato a triunfar, al menos a medio y corto plazo, en una gran vuelta, pese a que tiene las cualidades ideales: es buen escalador y va como una moto contra el crono. Quizá le falte algo. Pero ese algo lo suple con una valentía y un carácter combativo que le pueden llevar muy pero que muy lejos.

Alvaro José Hodeg | 22 años | Clasicómano

Cambiando de tercio, ¿os imagináis que, en Colombia, país montañoso pero donde el pavé brilla por su ausencia, tuviera un clasicómano de primer nivel? Pues Álvaro José Hodeg puede ser ese clasicómano. Es un hombre potente y muy fuerte en las llegadas masivas. A diferencia de sus compañeros de generación que no sobrepasan el 1,75m., Hodeg supera el 1,85 de altura. Potencia pura a sus 22 años.

Sus credenciales en Colombia le valieron para fichar a prueba, en verano de 2017, con el Quick Step y en la estructura belga no se han equivocado. Celebró su llegada al World Tour ganando una etapa en el Tour del Porvenir –con su selección, claro- antes de probar suerte en las clásicas italianas. No tuvo que esperar demasiado, eso sí, para levantar los brazos en 2018. Lo rozó en San Juan, lo rozó en la Colombia Oro y Paz y, al fin, consiguió la victoria… ¡en la Handzame Classic! Sí, sí, una clásica belga, de adoquines, batiendo al sprint a buenos velocistas. Tres días más tarde volvió a saborear el éxito, esta vez, en el World Tour. Hodeg venció en la siempre complicada etapa inicial de la Volta en Calella, superando los puertos y rematando al sprint ante Bennet, Bonifazio, Bouhanni… Era su lanzamiento. Como buen velocista, rozó más triunfos durante esa temporada, sumando además victorias en Polonia y Turquía, ambas también en el World Tour, además de un triunfo en la Vuelta a Alemania.

Finiquitado el 2018, llegó 2019 donde ya ha podido levantar los brazos. Lo hizo en casa, en la Colombia 2.1. donde sus compatriotas vibraron con su velocidad. Además, dio al palo en varias ocasiones en San Juan y, de momento, pocas oportunidades más ha tenido. Que le cuiden bien, que le guarden mejor porque Álvaro José Hodeg es velocidad, es potencia, es talento… es victoria. Un ganador más para Quick Step.

Fuente de las fotos: Team Sky, Movistar Team, UAE Team-Emirates, Colombia 2.1, EF Education First Pro Cycling y Deceuninck-QuickStep.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*