Sergio Rico
Opinión

Munir y Sergio Rico: historias paralelas

Una de las leyes no escritas del fútbol es que por muchos papeles que haya sobre la mesa, cuando el balón echa a rodar pocas cosas pueden predecirse. Quizás en eso resida la grandeza de este deporte.

Allá por el mes de agosto, cuando la mayoría de los clubes aún se hallaban perfilando sus plantillas, ninguno de nuestros dos protagonistas se hubiesen atrevido a imaginar -siquiera- lo que les estaba a punto de ocurrir.  Hablamos de Sergio Rico y de Munir El Haddadi, en cuyas historias hemos encontrado cierto paralelismo; a tenor de la manera en la que se ha producido la aparición de ambos en la élite el fútbol español.

Sergio Rico es guardameta, y defiende los colores del Sevilla FC desde niño. Tiene 21 años y pese a ser un chico muy risueño, los que le conocen destacan su seriedad a la hora de enfundarse los guantes. Por su parte, Munir El Haddadi, madrileño de origen marroquí, llegó a la cantera del FC Barcelona en edad juvenil, procedente del Rayo Majadahonda. Ahora tiene 19 años y ya ha debutado con la Roja.

Es la juventud, pues, la primera característica que más llama la atención de ambos futbolistas. Pero donde realmente se inician los paralelismos es en el momento en el que se han producido sus debuts en Primera división. Y es que, pese a que tanto culés como nervionenses son clubes en los que la cantera tiene un peso importante, en ninguna de las dos entidades se preveía esta repentina aparición, en pleno arranque de temporada.

Tanto el portero sevillista como el delantero blaugrana figuran como miembros del segundo plantel de sus respectivos conjuntos, a pesar de que ambos realizaron la pretemporada a las órdenes de Unai Emery y de Luis Enrique, a quienes causaron una grata impresión.

Con todo ello, en el balompié hay un factor que nunca hay que dejar de lado: las lesiones. La de Neymar, por un lado, y las de Beto y Barbosa, por el otro, han sido factor más determinante para que estos dos chicos hayan debutado prácticamente al mismo tiempo en la Liga BBVA.

Más allá de tener un discreto debut, tanto el uno como el otro dejaron sobre el césped una sensación de madurez y de seguridad en sí mismos que despertó la admiración y el reconocimiento de aficionados, expertos y periodistas. Y no solo España les vio debutar, también Europa; ya que Munir frente al APOEL y Rico frente al Feyenord partieron como titulares la pasada semana.

Munir y Sergio Rico
Munir, durante un partido en el Camp Nou | Foto: Mirror.

Cierto es que tanto el entrenador culé como el sevillista han querido rebajar la presión sobre sus pupilos, dejando claro que estos se hayan en un proceso de aprendizaje y que se les volverá a ver con el filial, pero también han reconocido que ambos poseen la confianza y la preparación necesaria como para ayudar al primer equipo cuando este lo necesite.

De hecho, ya hubo momentos en los que pudiendo prescindir de ellos han vuelto a ser de la partida. Y es que Munir sentó en el banco a Neymar frente al Athletic, mientras que Sergio Rico hizo lo propio con Beto el pasado domingo frente al Córdoba, cuando ambos estaban totalmente recuperados de sus molestias. Esto no implica que este hecho vuelva a repetirse, pero sí que refleja la confianza que ambos se han ganado a base de trabajo.

En una valoración general sobre las aportaciones realizadas a sus conjuntos, el resultado no puede ser más positivo. Además de los goles que uno anotó y el otro salvó, la integración con el resto de sus compañeros fue notable. El trabajo de presión que ejerce Munir sobre los rivales le ha dado tantos puntos como a Rico su seguridad bajo los palos; sensación que no notaron los seguidores rojiblancos con Barbosa en la portería.

El futuro próximo

Quizás sea en este punto en el sus caminos paralelos se bifurquen, o quizás no. Y es que son varios los interrogantes que se ciernen sobre el futuro más próximo de ambos canteranos.

Por un lado nos planteamos si será suficiente para Emery las dubitativas actuaciones de Barbosa en las dos primeras jornadas como para colocarle por detrás de Rico. Asimismo, nos preguntamos si la incorporación de Luis Suárez terminaría por desplazar a Munir del banquillo culé.

Es complicado asegurar una respuesta ante esto. En beneficio de ellos juega el hecho de que sus técnicos tienen una idea fija de rotaciones, que efectuarán a lo largo de toda la campaña y que les abriría la puerta de los minutos. No obstante, y ante una lógica y previsible disminución de apariciones en futuras convocatorias, parece ser la Copa del Rey la competición en la que más minutos acumularán esta campaña.

José Antonio Vega.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*