Ronaldo
Reportajes

Pucela recibe a Ronaldo

A Valladolid ha llegado un terremoto mediático. Ronaldo Nazario. ‘O fenômeno’ ha aterrizado en la provincia castellanoleonesa para elevar a las máximas alturas a un Real Valladolid CF que ha recibido un golpe tremendo de ilusión. El brasileño ha comprado el club gracias a su inmensa fortuna, producida durante sus años como futbolista de alto nivel, complementado esto con los millones que recibe anualmente gracias a sus contratos de patrocinio. Ahora, como máximo accionista de la entidad blanquivioleta, pretende conseguir dos objetivos preestablecidos con la mayor prontitud posible.

Finiquitar una deuda millonaria

El principal escollo del Valladolid lleva años siendo la amortización de una deuda de bastantes millones. Sin poder atinar con la concreción que se quisiera, el compromiso se cifra en torno a los 20 millones de euros, después de haberla rebajado durante los últimos años desde los 80 millones de euros, una cuantía que, a cualquier equipo con escasos beneficios le hubiera dejado en la estacada. Carlos Suárez, quien vendiera al exfutbolista brasileño el 51% de las acciones del club, seguirá presidiendo el club, algo que lleva haciendo desde 2011. Cree que con Ronaldo la entidad va a verse muy beneficiada en todos los aspectos. No cabe duda, por supuesto, de que Ronaldo situará en el mapa balompédico a Valladolid, gracias al tremendo interés mediático que suscita su personalidad.

Sin embargo, lo fundamental sigue siendo la liquidación de una deuda que ha complicado siempre el crecimiento al Pucela. Ahora, con tan solo 20 millones por delante que abonar para amortizar el total de la misma, la entidad blanquivioleta está a un ligero paso de crecer exponencialmente gracias al nuevo máximo accionista.

Ronaldo cuenta con una fortuna de unos 300 millones de euros, de los cuales bastantes acabarán siendo utilizados para mejorar la organización y las infraestructuras del equipo. Ciudad deportiva, nuevo estadio, patrocinios con nombre, compras millonarias… Son todo objetivos a largo plazo que el club se puede permitir mentar a estas alturas, pero, lo más importante, es que podrían liquidar por completo una deuda cuyo fin sería trascendental en la historia del conjunto vallisoletano.

Crecer hasta lo más alto

El fútbol de hoy en día se ha convertido en un negocio cada vez más expandido. Queda ya atrás la época en la que el balompié como tal era lo imprescindible para un equipo de fútbol, siendo el factor económico algo secundario para todos. Sin embargo, hoy prima el beneficio, declarándose toda entidad futbolística como una empresa privada que trata de conseguir el mayor beneficio posible para situarse lo más alto posible, dentro de una escala de grandeza definida.

Es en este punto donde entra la ambición empresaria del flamante máximo responsable económico del Real Valladolid. Y es que Ronaldo Nazario, desde su retirada en 2011 de los terrenos de juego, se ha caracterizado siempre por tener un fuerte carácter empresario, iniciando su periplo financiero justo después de colgar las botas. Creó ‘9ine’, una empresa publicitaria, y acabó viviendo en Londres para empaparse de lo imprescindible del mundo empresario.

Ahora, con más de la mitad de las acciones del Valladolid en su cartera, Ronaldo tiene intención de llevar a lo más alto al club vallisoletano. Con inversiones cuantiosas durante los próximos años, pretende hacer del Valladolid uno de los clubes más fuertes de España, con paciencia, pero con una firme decisión. Sabe que esta temporada es vital para sus intereses, siendo necesaria la permanencia en Primera División para asentar el proyecto con contundencia.

Está dispuesto, incluso, a entrenar con los jugadores del primer equipo para ayudarles en lo que sea necesario, según ha afirmado recientemente en una entrevista. Y es que no se puede olvidar que, a pesar de tener 41 años, sigue siendo ese ‘fenómeno’ que maravilló por Europa con sus arrancadas y sus regates imparables, marcando más de 350 goles en 18 años de carrera como jugador.

Ahora llega a Castilla y León para hacer del Valladolid un club grande, con paciencia, tesón y una buena inversión. Sabe que el apoyo de su afición es fundamental para conseguir su objetivo, pero confía en que el Real Valladolid, en pocos años, pueda defender sus intereses frente a los más grandes de España y, por qué no, de Europa.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*