Neuville WRC Cerdeña
Noticias

Rally Cerdeña 2018: Neuville gana algo más que un Rally.

Cerdeña ha sido uno de esos rallies en los que uno se reencuentra con la grandeza de este deporte, porque es más que un montón de coches pasando de uno en uno a toda velocidad por caminos de cabras. Sólo 0’7 segundos separaron a los dos candidatos al título al término de la prueba, haciendo de esta la cuarta victoria más ajustada de la historia del WRC, empatada con Argentina 2017 (Neuville contra Evans), y por detrás de Nueva Zelanda 2007 (Gronholm contra Loeb) y Jordania 2011 (Ogier contra Latvala). Un desenlace más propio de un blockbuster veraniego.

No sólo eso, sino que hubo también espacio para la deportividad y la caballerosidad. En el fragor de la batalla Sébastien Ogier y Julien Ingrassia olvidaron el carnet de ruta antes de la Power Stage, algo que según el reglamento puede suponer la descalificación inmediata. Sin embargo ahí estaban Ott Tänak y Martin Järveoja para entregarles dicho carnet en mano antes de la prueba. Los estonios son candidatos al título, podían haber aprovechado para recortar distancias en la general, y más cuando el sábado abandonaron y tuvieron que reengancharse bajo Rally2. Pero ahí estuvieron y dejaron que la sanción sólo fuera económica. Muy probablemente Tänak y Järveoja serán campeones en un futuro próximo, pero han demostrado que no quieren serlo de cualquier modo.

Pero el mayor triunfo es, lógicamente, para Thierry Neuville y Nicolas Gisoul. En Olympo Deportivo lo hemos dicho en más de una ocasión: Tienen las características necesarias para ser campeones, y una vez más lo han mostrado. El viernes por la tarde Ogier daba un golpe sobre la mesa, pasando del 5º al 1er lugar tras un impresionante scratch en el que sacaba más de 10» al segundo, para después ir alargando progresivamente su renta hasta los 18’9 sobre Neuville. Una táctica típica del francés, y que normalmente suele dar carpetazo al rally. Pero esta vez no, el belga fue como una hormiga, poco a poco ejerciendo presión sobre su rival y desmoralizándole. Sirvan de muestra los 14’6 segundos que le endiosó el sábado por la mañana en la primera pasada por Monte Lermo. La cara de Ogier al llegar al final del tramo, como se suele decir, era un poema. No sabía qué podía haber salido mal. El francés se quejaba de subviraje, y en cualquier caso su ritmo había sido mediocre, siendo adelantado por Latvala, Paddon, Lappi y Ostberg.

De poder a poder

Neuville ha demostrado sobreponerse teniéndolo todo en contra, ganándole en un cara a cara a su rival. Algo que tiene mucho más efecto que triunfar cuando tu oponente ya había besado un árbol previamente. La diferencia está ya en 27 puntos, algo que es una victoria y un cuarto lugar en la Power Stage. Y por si fuera poco, siete semanas de parón hasta Finlandia que se le van a hacer muy largas al pentacampeón. Pero antes de evaluar si cambiará el status quo o no, vamos a ver cómo se desarrolló el rally hasta este momento.

El WRC llegaba a la isla mediterránea con un aire enrarecido, Kris Meeke no estaba y las dudas sobre qué hará el equipo Citroën continúan. Por lo pronto en esta prueba estaba Mads Ostberg, aunque como bien dijo Pierre Budar, jefe del equipo, ni Ostberg ni Breen ejercerán en este rally de primeros pilotos. Ninguno de los dos está preparado.

Además el viernes apareció un invitado inesperado: la lluvia. Esto cambiaría completamente la estrategia a seguir. El abrir pista ya no era un problema tan grande, por fortuna para Neuville. No obstante el protagonismo se lo llevaría Andreas Mikkelsen durante la jornada matinal del viernes. Dos scratch en el SS2 y SS3 le servirían para llegar con una cómoda renta a la asistencia del domingo por delante de Neuville, Tänak y Suninen. Un inicio similar a lo que llevamos de mundial, donde pilotos no tan habituales en posiciones de cabeza, se aupan a las mismas durante los compases iniciales, como Ostberg, o el ya mencionado Suninen. Otros como Evans se convertían en las primeras víctimas de la prueba, con un brazo de la dirección partido tras un trompo.

La tarde convertiría a Cerdeña en Gales, con una lluvia en aumento que embarraba ya por completo los caminos e impedía la visibilidad mediante niebla. Neuville tenía que enfrentarse ahora al aquaplanning y a limpiar charcos.

En estas circunstancias es donde Ogier dio el golpe de efecto que antes mencionábamos. Para ganar hay que arriesgar. Gracias a eso pudo adelantar de una tacada a Mikkelsen, Neuville, Tänak y Suninen. Tanto él como Lappi fueron los que más pusieron la mano en el fuego, y les salió bien. Aunque por otro lado se entiende la cautela del resto, viendo cómo Breen se quedó atascado en una cuneta (aunque pudo salir) y Suninen se salió de pista.

Un tramo después habría que lamentar el abandono de Mikkelsen por problemas con la caja de cambios que arrastraba desde la anterior especial. No está siendo una temporada sencilla para el noruego. Empieza muy fuerte los rallies hasta que algún problema mecánico le deja fuera. De hecho está siendo el Hyundai que más sufre en ese sentido.

La jornada no podía acabar sin otro giro de los acontecimientos. En este caso un nuevo abandono de Tänak tras caer demasiado fuerte en un salto reventaba el radiador de su Yaris WRC y se despedía en el podio. Un podio que precisamente heredaba un Latvala que reconocía estar yendo con cautela. Primero por lo traicionero del terreno, y segundo porque ya acumula demasiados incidentes esta temporada. El finlandés no confía en una montura que le ha dado problemas en cuanto arriesga un poco más de la cuenta. La cautela justa le servía de momento, a tenor de su scratch en la SS9 que cerraba el día. Por detrás suya un Lappi que sigue aprendiendo rápido y al acecho del podio y Ostberg como el mejor de los Citroën.

Sin lluvia

El sábado el sol haría acto de presencia, aunque las carreteras seguían aún mojadas. Fue precisamente al término del tramo matinal donde Neuville cambiaría el guión prestablecido. Un scratch que como explicábamos antes, se debía tanto a su buen ritmo como a un Ogier falto del mismo. Más meritorio aún teniendo en cuenta que la especial inmediatamente anterior era el francés quién se anotaba la victoria. de 19’5 a 4’9 con casi medio rally por disputarse.

No era la única lucha presente. A la del liderato había que sumarle la guerra civil entre los finlandeses de Toyota por el último escalón del podio y la batalla entre Ostberg y Paddon por la quinta plaza. Este último lograría arrebatarle la quinta posición antes de la asistencia del mediodía y que ya no soltaría.

Si previamente hablábamos que Latvala no se fiaba de su coche y por eso debía ir cauto, no le faltaba razón. El intercambio de golpes con Lappi volvía a pasarle factura. En el tramo de enlace que daba por finalizado el sábado, el veterano finlandés bajaba a la octava plaza por culpa del alternador del vehículo. Una lucha que se recrudecía y cuyas distancias se difuminaban cada vez más, pero que no pudo ser finalmente (a no ser que Makinen hubiese decidido emplear la carta de órdenes de equipo). Aunque Lappi a cambio se colocaba en una posición merecida de podio.

Con respecto a la lucha de los hombres en cabeza, Ogier se defendía como gato panza arriba y lograba dejar la distancia a 3’9 segundos a falta de un día.

Domingo triunfal

No hay mucho que contar del domingo que no se haya hecho ya. Todas las miradas estaban puestas en los dos hombres más fuertes del campeonato. Ogier hacía scratch en el tramo inaugural para subir la distancia a 3’1, pero Neuville era el hombre fuerte en esta situación de enorme presión y se situaría en 1’3 en el siguiente, 0’8 en el penúltimo, para finalmente ser 1’5 segundos más rápido que el francés en el tramo donde todo se decidía. Una lección magistral de pilotaje y quién sabe si un punto de no retorno en el campeonato.

Tänak, Latvala y Suninen se llevaban los premios de consolación en la Power Stage por su buen ritmo que no se ha revertido en mejores resultados por diversos incidentes.

Nuevamente Hyundai vuelve a salir como la más beneficiada antes del descanso veraniego gracias a la espectacular victoria de su primer piloto y de un cuarto lugar de Hayden Paddon, que no marcó su mejor rally, pero sobrevivió. El resto no puede sacar cosas demasiado positivas. Citroën sacó un quinto y un sexto de Ostberg y Breen. Algo de agradecer en los convulsos tiempos en los que se encuentra. Mientras que a Ford y Toyota no les salió prácticamente nada bien. Los primeros vieron cómo su pentacampeón era derrotado en el último momento, mientras que Evans hizo un rally muy gris tras su destello en Portugal, y Suninen pagó la novatada por su excesiva rapidez, aunque promete.

Todos los pilotos de Toyota entraron finalmente en los puntos, pero su coche sigue dando muestras preocupantes de fragilidad, algo que les lastrará en cualquier objetivo a final de temporada.

En WRC2 sigue el monopolio de Skoda. Esta vez no estaba inscrito el ganador de las dos últimas pruebas, Pontus Tidemand. Jan Kopecký, especialista en asfalto de la marca y ganador en Montecarlo y Córcega, triunfó tras los fallos mecánicos de Ole Christian Veiby (también piloto de Skoda) y Stephan Lefebvre, que sigue sin coronar aún al C3 R5.

El mundial se centra en su descanso estival, pues hasta el 26 de julio no habrá acción en el Rally de Finlandia. Posiblemente el mejor rally del mundo.

Clasificación Rally Cerdeña 2018

1º Neuville/Gilsoul (BEL) Hyundai Shell Mobis WRT. 3:29:18.7

2º Ogier/Ingrassia (FRA) M-Sport Ford WRT. +0.7

3º Lappi/Ferm (FIN) Toyota Gazoo Racing WRT. +1:56.3

4º Paddon/Marshall (NZL/GBR) Hyundai Shell Mobis WRT. +2:55.2

5º Ostberg/Eriksen (NOR) Citroën Total Abu Dhabi WRT. +3:10.9

6º Breen/Martin (IRL/GBR) Citroën Total Abu Dhabi WRT. +4:31.7

7º Latvala/Anttila (FIN) Toyota Gazoo Racing WRT. +11:22.1

8º Kopecký/Dresler (CZE) Skoda Motorsport +13:14.6

9º Tänak/Järveoja (EST) Toyota Gazoo Racing WRT. +13:18.2

10º Suninen/Markkula (FIN) M-Sport Ford WRT. +15:30.4

Clasificación Mundial: 

1º Neuville/Gilsoul (BEL) Hyundai Shell Mobis WRT. 149pts

2º Ogier/Ingrassia (FRA) M-Sport Ford WRT. 122pts

3º Tänak/Järveoja (EST) Toyota Gazoo Racing WRT. 77pts

4º Lappi/Ferm (FIN) Toyota Gazoo Racing WRT. 70pts

5º Sordo/Del Castillo (ESP) Hyundai Shell Mobis WRT. 60pts

6º Mikkelsen/Jaeger (NOR) Hyundai Shell Mobis WRT. 56pts

7º Evans/Barritt (GBR) M-Sport Ford WRT. 46pts

8º Meeke/Nagle (GBR/IRL) Citroën Total Abu Dhabi WRT. 43pts

9º Latvala/Anttila (FIN) Toyota Gazoo Racing WRT. 37pts

10º Breen/Martin (IRL/GBR) Citroën Total Abu Dhabi WRT. 34pts

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*