Ogier
Noticias

Rally Córcega 2018: Ogier aplasta

Cuatro pruebas en lo que va de temporada y tres de ellas han tenido el mismo ganador: Sébastien Ogier. Triunfó en el Rally Córcega 2018 con una superioridad tal que pudo permitirse el lujo de aflojar el ritmo y administrar su ventaja el sábado y el domingo. Aunque puede que lo más significativo sea que deja un sombrío futuro para sus rivales.

Con esta tercera victoria ya supera el total del pasado año, pero en aquel 2017 tuvo que subirse a un vehículo totalmente nuevo sin apenas preparación. 365 días después el Fiesta RS WRC está adaptado perfectamente a él, y trae deja vús de su etapa triunfal en Volkswagen. Los tres rallies que ha ganado lo ha hecho de manera indiscutible. Ni Sébastien Loeb pudo hacerle frente esta vez tras salirse de pista y atascar su C3 WRC en una zanja. Abandonó tras un sólo tramo, aguando las esperanzas de quienes esperaban ver un duelo de tocayos por todo lo alto en la isla francesa. Los scratch que consiguió tras reincorporarse a Rally2 fue un cruel espejismo de lo que pudo ser y finalmente no fue.

Desde sus dos primeros scratch en los tramos matinales del viernes quedó claro que Ogier no se iba a mover del lugar y que nadie iba a ser capaz de arrebatarle el puesto. Lo más interesante estaría en la batalla por el segundo lugar del podio, con hasta cuatro actores implicados: Neuville, Tänak, Meeke y Lappi. Los que dieron más juego en todo el rally, jugando al límite y del cual se sobrepasarían, como veremos más adelante.

Golpe de efecto

El primer golpe de efecto en el rally de las mil curvas fue el ya mencionado accidente de Loeb, nada aparatoso o espectacular: Fue demasiado rápido en una curva y se salió en la siguiente, directo a un árbol con una zanja. El primer tramo nos había dejado una diferencia de casi diez segundos entre los dos Sébastien, pero tras el abandono del piloto de Citroën era precisamente su compañero el que más cerca se quedaba de él, a 21.1 segundos. Con esa distancia, Meeke tenía que preocuparse más de Neuville, situado a 2.3 segundos y Tänak a 4. No sería el único con problemas. Mikkelsen sufriría aquí un trompo que le hizo bajar al noveno lugar y le relegó lejos de los puestos de honor, a los cuales no se acercó en un gris rally para el noruego.

Si en un rally de tierra suele ser vital el orden de salida, en asfalto entran otros factores en juego: La configuración del coche. Pilotos como Latvala o Neuville vieron mejorado su ritmo en la tarde gracias a una mejor configuración de sus vehículos. A Neuville de hecho le sirvió para arrebatarle el segundo lugar a Meeke. Sin embargo estaba siendo una prueba frustrante para el belga. Su máximo rival ganó tres tramos de los cuatro disputados el viernes, siendo tan sólo capaz de arrebatarle una décima en el cuarto tramo. Los 33 segundos de distancia pesaban mucho para Neuville que veía que por mucho que se esforzase su mayor rival lo tenía demasiado fácil para sacarle segundos de distancia. Nada que ver con el año pasado, donde ganó sin problemas. Y es que el tridente de Hyundai no ha estado satisfecho con el comportamiento del i20 WRC durante todo el fin de semana. Los problemas de subviraje hundían a Mikkelsen en la clasificación y limitaban a un especialista en asfalto como es Sordo a luchar con Evans por la sexta plaza al término del viernes.

Lappi sorprende

Todo lo contrario sucedía en Toyota, donde Lappi daba la sorpresa adjudicándose el último scratch del día, subiendo hasta la quinta plaza, justo por detrás de un constante Tänak. Sin embargo era el jefe de filas, Latvala, quien no encontraba el ritmo hasta el último tramo debía conformarse con la octava posición.

Los dos scratch que Loeb logró al comienzo del sábado refrendaban las palabras dichas el día anterior tras su abandono «voy a correr por diversión». Unos tiempos que demuestran que el nueve veces campeón del mundo no ha perdido velocidad, aunque los fallos nos recuerden que también es humano. Y mientras su tocayo aumentaba progresivamente la distancia sobre Neuville hasta los 41.4 segundos al acabar la mañana, este se tenía que defender de un Meeke cada vez más cercano y de un Tänak que ya marcaba un scratch y dejaba la distancia entre los tres en unos escasos siete segundos. Pero aún quedaba mucho movimiento por la tarde, donde se producirían varios golpes de efecto.

Bouffier, tercer piloto de M-Sport en esta prueba en calidad de especialista y cerrando la zona de puntos, abandonaba por problemas de motor. Mientras que Latvala, que cada vez se encontraba más cómodo con sus reglajes, estaba marcando los mejores tiempos en los parciales de la SS8, sin embargo decidió arriesgar más de la cuenta. A demasiada velocidad subviró en una curva y se salió en la siguiente, dañando la parte trasera derecha del coche. A pesar de todo el tiempo perdido llegaba a meta con una sonrisa en la boca, reconocía que por fin había encontrado cómo ir rápido en esta prueba. Por desgracia, el golpe dañó la jaula del coche y fue obligado a abandonar por reglamento. Fue la única noticia negativa para Toyota, ya que tanto Lappi como Tänak se llevaron la SS8 y SS10 respectivamente y se quedaron muy cerca de hacer lo propio en la novena especial que ganó Loeb. El Yaris WRC se había adaptado perfectamente a las reviradas carreteras corsas.

Mencionábamos antes que la lucha por el segundo puesto llevaría a algunos más allá del límite, y así fue. En la última especial del día, Meeke, que acababa de arrebatarle la posición a Neuville en el anterior tramo se salió de lleno en una curva al ir más veloz de lo que debía, bajando hasta el décimo lugar. Pero ahí no acababa la cosa, ya que fue en ese tramo donde Tänak se llevaba la victoria y el segundo lugar. Y por si fuera poco para el belga, Lappi se situaba a diez segundos y prometía dar guerra en las dos especiales restantes del domingo. Por su parte Sordo estuvo toda la jornada peleando contra Evans. Le adelantó en la SS7 y contuvo sus ataques durante el resto de la jornada. Pero con tres segundos entre ambos, nada estaba asegurado por el quinto lugar.

A pesar de que el domingo se componía de tan sólo un par de especiales, aún quedaba tiempo para sobresaltos. Para alivio de Neuville, Lappi golpeaba un bordillo en el primer tramo y dañaba las ruedas del eje trasero, bajando hasta la séptima plaza. Sin embargo el segundo puesto se ponía cuesta arriba con el scratch de Tänak, que aumentaba la distancia hasta los 13 segundos. Mientras que en la lucha entre Evans y Sordo, el británico lograba ser más rápido pero sólo por tres décimas.

Sordo, cuarto

La Power Stage, ya sin posibilidad de hacer jugarretas de cualquier tipo, debido a que la FIA ha decidido penalizar a aquellos que se salten el control horario, se la adjudicaba Lappi, seguido de Loeb, cuyo accidente lastró toda posibilidad de hacer algo importante, Ogier, Meeke y Tänak. Dani Sordo le devolvía el golpe a Evans y aumentaba su ventaja en siete décimas. Una cuarta posición que se convierte en una recompensa mayor de lo esperado tras una prueba en la que no se ha sentido a gusto en ningún momento, a pesar de ser su superficie favorita. Algo que por desgracia no hablará muy bien de él de cara al próximo 2019. Sin embargo tiene todavía dos pruebas más para brillar, Argentina y Portugal, que tradicionalmente se le han dado muy bien, antes de pasarle el relevo a Paddon para Cerdeña y Finlandia. Peor le fue al otro gallo del equipo, Mikkelsen, que en ningún momento dio muestras de brillo y se mantuvo siempre en tierra de nadie. Séptimo y gracias.

Lejos quedan los tiempos en los que Citroën mandaba en su rally, tanto Loeb como Meeke abandonaron en diversos puntos y a buen seguro echarán de menos el disponer de tres coches y a Evans en uno de ellos. Los cuatro puntos del alsaciano y el norirlandés parecen insuficientes para un coche que siempre se ha comportado bien en asfalto. Situación que contrasta con Toyota, el gran ganador junto con M-Sport. Fueron de menos a mas y a pesar de que Latvala tuvo que abandonar, llegó a tener a dos de sus coches en el Top 5. Algo que habría seguido así de no se por el pequeño jarro de agua fría que fue el fallo de Lappi, relegado al sexto lugar.

En WRC2 la victoria fue para Jan Kopecký, a bordo de su Skoda Fabia R5 y que demuestra el dominio absoluto de las máquinas checas en esta categoría. Su nuevo rival, el Citroën C3 R5 tuvo un buen debut, quedando segundo en las manos del campeón de Francia de rallies de asfalto Yohann Bonato. Kopecký que ya ganó en Montecarlo, la otra prueba en la que participó, recupera el liderato ante su compañero de equipo y campeón de la categoría, Pontus Tidemand

La próxima prueba será en Argentina, del 26 al 29 de abril, donde volveremos a la tierra y en el que el orden de salida será la gran cruz. Sin embargo, viendo el comportamiento aplastante de Ogier, quizás veamos otra de sus grandes muestras de conducción, o quizás el limpiar pista pese demasiado y tengamos un nuevo ganador en lo que va de temporada.

Clasificación Rally Córcega 2018

1º Ogier/Ingrassia (FRA) M-Sport Ford WRT. 3:26:52.7

2º Tänak/Järveoja (EST) Toyota Gazoo Racing WRT. +36.1

3º Neuville/Gilsoul (BEL) Hyundai Shell Mobis WRT. +1:07.5

4º Sordo/Del Barrio (ESP) Hyundai Shell Mobis WRT. +2:02.6

5º Evans/Mills (GBR) M-Sport Ford WRT. +2:06.1

6º Lappi/Ferm (FIN) Toyota Gazoo Racing WRT. +2:33.5

7º Mikkelsen/Jaeger (NOR) Hyundai Shell Mobis WRT. +2:43.4

8º Kopecký/Dresler (CZE) Skoda Motorsport +10:34.8

9º Meeke/Nagle (GBR/IRL) Citroën Total Abu Dhabi WRT. +10:40.5

10º Bonato/Boulloud (FRA) +12:26.0 Citroën C3 R5 Privado +12:26.0

Mundial: 

1º Ogier/Ingrassia (FRA) M-Sport Ford WRT. 84pts

2º Neuville/Gilsoul (BEL) Hyundai Shell Mobis WRT. 67pts

3º Tänak/Järveoja (EST) Toyota Gazoo Racing WRT. 45pts

4º Mikkelsen/Jaeger (NOR) Hyundai Shell Mobis WRT. 41pts

5º Meeke/Nagle (GBR/IRL) Citroën Total Abu Dhabi WRT. 36pts

6º Lappi/Ferm (FIN) Toyota Gazoo Racing WRT. 36pts

7º Latvala/Anttila (FIN) Toyota Gazoo Racing WRT. 31pts

8º Sordo/Del Barrio (ESP) Hyundai Shell Mobis WRT. 30pts

9º Breen/Martin (IRL/GBR) Citroën Total Abu Dhabi WRT. 20pts

10º Evans/Mills (GBR) M-Sport Ford WRT. 18pts

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*