Noticias

Resumen Bakú 2015: unos Juegos para la historia

Los I Juegos Europeos de la historia han dejado un tremendo sabor de boca a la delegación española desplazada hasta la capital de Azerbaiyán. España se trae de Bakú 2015 la ostentosa cifra de 30 medallas, ocho de ellas de oro.

Dichos registros han aupado a los deportistas españoles hasta la décima plaza del medallero, algo absolutamente impensable antes de comenzar los Juegos. La posición más privilegiada de dicho medallero ha sido para Rusia, que se lleva un total de 164 medallas, seguida por el país anfitrión (la gran sorpresa de los Juegos) y de Reino Unido.

Comenzó la participación nacional con muy buen pie, gracias a la buena imagen que ofrecieron las chicas de la sincronizada en el primer día de Juegos. Al tercero llegaron las primeras medallas, bajo la tutela de los karatekas Damián Quintero y Sandra Sánchez quienes impusieron su dominio en la modalidad de kata y conquistaron el oro.

Un día más tarde, el equipo de natación sincronizada confirmó las buenas sensaciones dándose un baño de plata. Solo las rusas superaron al equipo formado por Julia Echeberria, Emilia Loboslavova, Berta Ferreras, Helena Jaumá, Itziar Sánchez, Carmen Juárez,  Raquel Estefanía Navarro e Irene Toledano.

Al día siguiente, la cordobesa Fátima Gálvez logró un nuevo oro para la delegación española, gracias a su excelente puntería en la categoría de Tiro Olímpico. Además, los deportistas Jesús Tortosa en Taekwondo, Berta Ferreras en Sincronizada y Maider Unda en Lucha aportaron más metales en uno de los mejores días para la delegación española en Bakú.

Al séptimo día llegó el turno para el equipo de Tiro con Arco, que se enfundó la plata, mientras que el ciclista Luis León Sánchez sumó la primera de las dos medallas que logró. Antes, Sonia Franquet en Tiro y Joel González y Eva Calvo en Taekwondo habían dado un nuevo empujón a los nuestros en el medallero.

Sin lugar a dudas, el taekwondo ha sido el deporte que más alegrías ha dado a España en estos Juegos. Daniel Ros sumó en el octavo día un nuevo metal.

No obstante, la diversidad de medallas que los nuestros han conseguido se ejemplariza con el noveno día, en el que se logró un oro en gimnasia artística, obra de Zapata en el ejercicio de Suelo, y una plata por la Selección femenina de waterpolo. Al día siguiente fueron los chicos los que se colgaron el mismo metal.

Sara Moreno y Vicente Lli aportaron su oro en la gimnasia aeróbica, mientras que Alicia Marín (en tiro con arco) se hizo con el bronce en el día 10 de competición.

El sexto oro tuvo la firma de Miguel Alvariño, quien se distinguió con solvencia en Tiro con Arco. Posteriormente, la nadadora Marina Castro se hizo con la primera medalla para la delegación española de natación. Fue de bronce, en los 800 metros libres. Días más tarde haría lo propio en la prueba de 1.500 libres. Por otro lado, Marcos Rodríguez también sumaría el pasado viernes una medalla más para la natación.

Aunque para debut soñado, el de los chicos y chicas del baloncesto 3×3. Ambos equipos llegaron hasta la final, colgándose la plata.

El penúltimo día de competición trajo dos nuevas preseas más para el medallero nacional, gracias a la espectacular plata de Alberto Lozano en los 100 metros mariposa y al bronce de Clara Azurmendi en bádminton.

El medallero español lo cerró Pablo Abián con una nueva medalla de oro en bádminton tras derrotar en la final al danés Emil Holst por 21-12 y 23-21 tras 44 minutos de partido. La presea dorada ha puesto el colofón perfecto a la representación española en los I Juegos Europeos de Bakú. Con ocho oros, once platas y otros tantos bronces, los deportistas nacionales han confirmado el buen momento que atraviesan cuando falta poco más de un año para que comiencen los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*