Carlos Sainz
Noticias

Sainz domina la categoría de coches y Barreda mantiene sus aspiraciones en motos

  • El madrileño ha sido el más regular entre los coches y cuenta con una ligera ventaja sobre Al-Attiyah y Peterhansel, quienes se jugarán la victoria. En dos ruedas, Barreda, pese a las caídas, sigue a poco más de media hora del líder Ricky Brabec.

Se cumplió la primera semana del Dakar 2020 y con ello se llegó a la jornada de descanso, esa que todos los participantes de la prueba más dura del mundo del motor esperan con ansias. Y quizá este año más, tras unas primeras seis etapas muy duras y difíciles en las que el Dakar, como muchos han comentado, ha vuelto a sus orígenes en su primera edición sobre territorio de Arabia Saudí. Jornadas largas y duras con mucha y complicada navegación y terrenos muy diversos a los que los integrantes de la competición debían adaptarse: tierra, arena, terreno pedregoso, cañones, dunas, pistas polvorientas…

En la categoría de motos, como suele ser habitual, ha habido una de cal y otra de arena para casi todos los participantes. Y decimos casi todos porque hay un líder que, de momento, lidera la competición, podríamos decir, con mano de hierro. Y es que el estadounidense Ricky Brabec (Honda) manda en la clasificación general después de haber conseguido la victoria en tres etapas. Más que conseguir una grandísima ventaja en alguna de ellas, su regularidad le ha dado la ventaja, pues el resto de favoritos han tenido días malos. Brabec, de momento, solo tuvo un amago el segundo día, lo que le permite dominar la clasificación general con 20 minutos de margen sobre un Pablo Quintanilla (Husqvarna) que se planta en segunda posición sin haber hecho mucho ruido.

Por detrás, Toby Price (KTM) lidera las aspiraciones de la marca austriaca. El defensor del Dakar ha dado una de cal y otra de arena en el arranque, lo que le hace perder 25 minutos y ser tercero de la general, seguido de un José Ignacio Cornejo (Honda) que está cuajando una carrera bastante sólida y demostrando, de momento, la fiabilidad y regularidad de las motos niponas.

Barreda, durante este Dakar 2020.

Por detrás se sitúa Joan Barreda (Honda), quien pese a haber tenido varias caídas y diferentes problema, sigue en la pelea, habiendo demostrado una mayor madurez sobre la moto, pensando más en la general y no tanto en apretar día a día. ¿Será su año? De momento se sitúa en una posición que no es mala, quinto, y deberá recuperar 33 minutos, especialmente tras dejarse 17 en una aciaga cuarta etapa en la que tuvo una dura caída. Su segunda posición en la sexta etapa hace pensar que ya ha superado sus problemas con las costillas.

Y las KTM de Matthias Walkner y Luciano Benavides, dentro del rango de los 40 minutos de margen, cierran el cupo de candidatos a la victoria. Un cupo en el que ya no están las Yamaha de Xavier de Soultrait y Adrien Van Beveren quienes se han ido a casa por dos duras caídas mientras que Kevin Benavides se dejó casi cuatro horas en la sexta etapa debido a problemas mecánicos en su Honda cuando marchaba segundo de la general. Mala suerte, una vez más, para el argentino que se queda sin opciones.

En cuanto al resto de españoles, sorprenden y mucho las prestaciones de Jaume Betriu (KTM) en su debut en el Dakar, quien marcha 14º a menos de dos horas y media del líder y realizando una carrera sensacional. Dos puestos por detrás se coloca un Lorenzo Santolino (Sherco) que va de menos a más, aprendiendo tras su dura caída el pasado año, y afronta la segunda parte de competición sin techo alguno. Y también de menos a más van Laia Sanz (GasGas) y Joan Pedrero (KTM) quienes no tuvieron el mejor de los comienzos, especialmente la piloto catalana quien sufrió una dura caída en la segunda jornada que le dañó la cadera. Aun así, ambos se meten dentro del top 20 y, con su experiencia, seguro que siguen avanzando posiciones durante la segunda semana.

Entre los quads, Ignacio Casale (Yamaha) domina la competición con autoridad. Un gran arranque le permite llegar al día de descanso líder, con 38 minutos de margen sobre Simon Vitse y Rafal Sonik, ya a más de una hora. El único español en competición es Toni Vingut (Yamaha) quien marcha décimo.

Sainz quiere repetir

Por su parte, entre los coches, la competición está apasionante. Si entre las motos, la diferencia entre primero y segundo es de 20 minutos, en los coches el suspiro es mucho menor. Tras un inicio marcado por los pinchazos, que han traído de cabeza a prácticamente todos los pilotos, la autoridad y la experiencia de Carlos Sainz (Mini) le hace marchar líder con menos de ocho minutos de diferencia sobre otro de los grandes favoritos como Nasser Al-Attiyah (Toyota). El catarí se vio penalizado, eso sí, con tres minutos por estorbar al matador en una pista en la que debería haberse apartado.

Por lo demás, las dos mejores parejas del Dakar y los dos mejores coches del Dakar seguirán su pelea tras demostrar ser los más fuertes durante los primeros siete días. Quizá, con tanto cambio de terreno, las ventajas de inflado y desinflado del Mini, permita a la pareja española imponerse y puede que esa pequeña diferencia a su favor, ya sea en cuanto a ritmo o en cuanto a evitar pinchazos, venga por ese lado. Sainz y Cruz llevan dos triunfos parciales mientras que Nasser y su navegante Baumel aún no han conseguido la victoria.

Por detrás, eso sí, llega una leyenda. De menos a más, Stephane Peterhansel, con un vehículo idéntico al de Carlos Sainz ya se sitúa 16:20 tras su triunfo de etapa en la sexta etapa. Pese a tener diferentes problemas en el inicio del Dakar, poco a poco se va encontrando más cómodo tanto con el coche como con el terreno como con su copiloto y el inglés que se habla en su habitáculo, y será el tercer fantástico que se juegue la victoria final de la prueba más dura del mundo del motor.

Por detrás, cierran la nómina de candidatos dos regulares Yazeed Alrajhi (Toyota) y Orlando Terranova (Mini) quienes ceden 38 y 44 minutos respectivamente. Veremos a ver si el conocimiento del terreno del saudí le deja en ventaja ahora que llega el desierto puro y duro.

En cuanto al resto de españoles, Alex Haro, quien copilota por primera vez a Giniel de Villiers (Toyota) tuvo un inicio complicado y están cuajando un Dakar bastante irregular. Y es que pese a acumular una victoria de etapa, están descolgados de la lucha por el triunfo y ceden 55 minutos.

Alonso, sumando experiencia

Mientras tanto Fernando Alonso y Marc Coma (Toyota) han dado una de arena y varias de cal. Y es que en el debut del dos veces campeón del mundo de Fórmula Uno en la prueba más dura del mundo del motor ha conseguido muy buenos puestos parciales. Lástima los problemas mecánicos de la segunda etapa que les hicieron perder más de dos horas y media, lo que les aleja de cualquier aspiración de hacer top 5.

Y a los que no les está saliendo nada bien en este Dakar es a Nani Roma y Dani Oliveras. En el debut de la pareja catalana con el novedoso Borgward, los problemas mecánicos han sido una constante desde el inicio. Ya sabían que era un proyecto nuevo y que iban a sufrir pero pocos imaginaban que, tras seis etapas, Roma y Oliveras estarían en el puesto 28 a más de seis horas de la cabeza. Una edición para aprender y evolucionar el coche, no cabe otra.

Por detrás, de menos a más, llegan Óscar Fuertes y Diego Vallejo (SangYong) quienes ocupan el puesto 25 y ganando feeling con la carrera. Isidre Esteve y Txema Villalobos (Mitsubishi), Jesús Calleja y Jaume Regall (Toyota), Cristina Gutiérrez y Pablo Huete (Mitsubishi) y el mítico Manolo Plaza y Mónica Plaza (Mitsubishi) entran dentro del top 40.

Otras categorías

Entre los buggies, mala fortuna para Gerard Farrés y Armand Monleón (Can-Am) a quienes los pinchazos les han traído por el camino de la amargura. Ya sin opciones de triunfo, a priori, cediendo más de cuatro horas, la pareja formada por José Antonio Hinojo y Diego Ortega (Can-Am) son cuartos y se sitúan en plena lucha por el podio tras una fantástica primera semana.

Los de Serón venían cuajando un Dakar muy regular pero se les atragantaron las dos últimas y cedieron tiempo. Se sitúan cuartos a 36:31 del líder, el vigente campeón Francisco Chaleco López (Can-Am). Casey Currie, a menos de diez minutos, y Sergei Kariakin, a media hora, completan el podio. Los españoles Chus Puras (Can-Am) y Santi Navarro (Can-Am) completan el top 10 de la categoría de SxS.

Y en los camiones, parecía que Maz, con Sergei Viazovich, se revelaba ante los todopoderosos Kamaz quienes ya dominan el Dakar. Eso sí, tanto Andrey Karginov como Anton Shibalov deberán apretar para que el bielorruso no se les eche encima. La diferencia entre los rusos en cabeza es de 19 minutos mientras que el hombre de Maz está a 36:30 de la cabeza. Por detrás, prácticamente sin opciones, están Ales Loprais (Tatra) y Martin Maciz (Iveco), con el andorrano Albert Llovera (Iveco) debutando en la estructura oficial de De Rooy en la decimocuarta posición, yendo de más a menos. El mítico tridente Juvanteny-Criado-Domenech (MAN) entra dentro del top 20.

Divertido y muy interesante se presentan las diferentes luchas en lo que queda de Dakar. Si hasta ahora ha sido una carrera complicada, con la llegada del puro desierto saudí y de las dunas más complicadas la prueba se endurecerá mucho más. Seis etapas para conocer quiénes alcanzarán la gloria en este debut del Dakar en Arabia Saudí.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*