Noticias

Un clásico atípico corona al Barça como finalista copero

El clásico del KO llevaba días en boca de todos. El empate a uno de la ida dejaba en mejor situación al Real Madrid. Pero en un partido de tal magnitud jamás hay favorito. El Barcelona, de hecho, dispuso una alineación propicia para hacerse dueño del encuentro. Aunque no fue desde el principio. Los de Solari quisieron sorprender con el pitido inicial. Por medio de un Vinicius muy participativo, los blancos comenzaron cercando a los culés en su propia área.

Un disparo en buena situación asustó por primera vez a Stegen, pero el joven brasileño envió el balón por encima del travesaño. Su vertiginosidad ayudó también al juego de Lucas Vázquez, más liberado. El español se dedicó a doblar las líneas barcelonistas con regates hacia dentro. Pero el equipo de Valverde no estaba dispuesto a ceder de primeras.

Poco a poco, el Barça iba haciéndose con la posesión del balón. El encuentro comenzaba a enfilar el camino contrario, siguiendo unos derroteros que parecían favorecer a los culés. Sin embargo, los de Valverde no lograban generar peligro sobre la portería defendida por Keylor Navas. El Madrid quiso aprovechar el dominio del esférico rival para asestarle golpes muy directos. Una vez más, Vinicius dio el susto a la zaga blaugrana, pero no consiguió perfilarse bien y la defensa se le echó encima. Su rechace cayó sobre Benzema, quien no logró disparar con precisión y su chut lo despejó ter Stegen. El partido fluía, de nuevo, en beneficio de los blancos. La superioridad era notoria, mientras que el Barcelona erraba en muchos pases.

La sorpresa que el Bernabéu no quería

En la segunda mitad, el Madrid continuaba deseando un gol que les aventajara. El juego del Barcelona se limitaba a esperar con paciencia y a dar pases verticales para sobreponerse a la presión. No obstante, consiguió asestar un duro golpe al Madrid cuando menos se esperaba. La marca individual que trataba de realizar Carvajal sobre Dembélé fue la peor decisión que podría haber tomado Solari.

En una arrancada del francés por el carril izquierdo, el lateral madridista se quedó atrás. El centro del extremo cayó sobre Luis Suárez quien, al primer toque, envió el balón al fondo de las mallas. El Madrid, consciente de lo que necesitaba, quiso jugar con las intenciones claras. Avisó Reguilón con un gran remate de cabeza, pero ter Stegen despejó el balón con una estirada encomiable. Poco después, volvió a asustar Vinicius tras una jugada soberbia, pero su disparo salió despejado por la defensa blaugrana.

Sin embargo, la debacle llegó al Bernabéu, una vez más, de forma inesperada. El clásico de la Copa parecía alejarse inevitablemente. Un centro al área pequeña no llegó a las botas de Luis Suárez de milagro, pero Varane, estirando sus piernas, introdujo el cuero dentro de la portería. Con el segundo gol, el Madrid vio casi sentenciada su eliminación. Pero aún quedaba partido. De hecho, dos minutos después, Casemiro pisó a Suárez dentro del área.

La pena máxima fue señalada instantáneamente por el colegiado. El propio uruguayo se encargó de lanzarla, y su disparo a lo Panenka añadió aún más superioridad al marcador del encuentro. El coliseo madridista calló irremediablemente. El eterno rival se había impuesto con goleada en uno de los clásicos más atípicos de los últimos tiempos. Así, el Barça pudo celebrar el pase a una nueva final copera, con el ojo ya puesto en el camino a seguir para luchar también por la Champions League.

Ficha técnica

Real Madrid: Navas; Carvajal, Varane, Ramos, Reguilón; Kroos, Casemiro (Valverde, min. 75), Kroos; Vázquez (Bale, min. 68), Benzema, Vinicius (Asensio, min. 81).

FC Barcelona: ter Stegen; Semedo, Piqué, Lenglet, Jordi Alba; Sergi Roberto, Busquets (Arthur, min. 86), Rakitic; Messi, Suárez (Vidal, min. 78), Dembélé (Coutinho, min. 75).

Goles: 0-1, Luis Suárez (min. 50); 0-2, Varane p.p. (min. 69); Luis Suárez (p.) (min. 71).

Árbitro: Sánchez Martínez. Amonestó a Lucas Vázquez (min. 58), Busquets (min. 64), Casemiro (min. 71), Semedo (min. 81).

One Comment

  1. Pingback: Ajax y United añaden un extra de picante a la Champions - Olympo Deportivo

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*