Liverpool
Noticias

Un frío Liverpool brinda la Champions a su afición

  • El Liverpool conqusita su sexta Champions League tras imponerse al Tottenham (0-2) en una fría final.

La cabeza le ganó la partida al corazón. Jürgen Klopp y Mauricio Pochettino disfrutaron de demasiado tiempo para estudiarse, lo que fue en detrimento del espectáculo y contrastó con la locura vivida en semifinales. El tempranero gol de Salah desde los once metros esterilizó el talento y acentuó un planteamiento frio y calculador por parte de ambos técnicos.

Con un ambiente caluroso y vibrante saltaron los protagonistas de la final de la Champions League 2019 al césped del Metropolitano. Harry Kane y Roberto Firmino estaban presentes en el once titular, y acompañados en la foto por el resto de compañeros, algo que se convertirá en tradición con casi total probabilidad, gracias a la petición de Pochettino a la UEFA. Sin lugar a dudas, un alegato a la unión y al compañerismo.

Antes de que el balón echase a rodar, todo el estadio se unió en un emotivo aplauso en recuerdo del malogrado José Antonio Reyes. Visiblemente emocionados se mostraron desde el banquillo sus excompañeros Alberto Moreno y Fernando Llorente.

La primera acción del partido acabó en gol. Tan solo 25 segundos habían transcurrido cuando un centro de Mané se topó con la mano de Sissoko dentro del área. Su imprudencia le costó la pena máxima, algo que no desperdiciaría el egipcio Mo Salah. Lloris fue fusilado a pesar de adivinar las intenciones de un jugador que de este modo se sacaba la espinita del pasado año.

El tanto enfrió por completo el partido, y no sería hasta el minuto 9 cuando el Tottenham se sacudiría la presión con un disparo alto del propio Sissoko desde fuera del área.

La presión de los jugadores del Liverpool desconectó a jugadores como Eriksen o Dele Alli. En el minuto 16 fue Alexander-Arnold quien lo intentó desde lejos, con un disparo cruzado que se marchó cerca del palo derecho del guardameta galo.

Pasaban los minutos y el Liverpool seguía sin sufrir. Los reds cedieron la pelota a los spurs, incapaces de conectar con Alli y con Kane. Los espacios escaseaban y los balones largos imperaban.

Antes del descanso, un zapatazo lejano del escocés Robertson tras una de sus cabalgadas sembró el pánico entre los aficionados del Tottenham, pero Lloris pudo impedir el 0-2 con un despeje.

Ya en la segunda parte, el equipo entrenado por Klopp tuvo otra oportunidad para ampliar la distancia. De nuevo su portero lo evitaría adelantándose a un Salah que esperaba el remate dentro del área.

Klopp decidió relevar a Firmino antes de cumplirse la hora de partido. El último héroe de Anfield, Origi, entraba en escena. Poco después, Pochettino decidió dar entrada a su héroe de semifinales: el brasileño Lucas Moura.

Casualmente, tras la entrada de Moura animó el encuentro. Los desgastes físicos empezaban a hacer mella entre los jugadores spurs. Sissoko fue sustituido poco después de que Milner intimidase nuevamente a la zaga del Tottenham con un disparo desde la frontal a pase de Salah. El esférico volvió a marcharse cerca del poste.

Aumentan las pulsaciones

El Tottenham avanzó sus líneas y eso se transformó en oportunidades. Primero fue Dele Alli quien lo intentó de manera débil desde dentro del área, y posteriormente los spurs gozaron de una doble ocasión que acabó con un disparo de Moura y un atajo de Allison.

El camino de la esperanza, por desgracia para Pochettino, fue diluido por un incomensurable Van Dijk y, en el minuto 86, por obra de Origi. El belga cazó un balón dentro del área tras una jugada a balón parado, y no dudó en cruzarlo y enviarlo al fondo de la red.

Quedaban cuatro para el 90’, y la grada red comenzaba a verse campeona. Los nervios se apoderaron de los jugadores que iban por delante en el marcador ante los desesperados intentos del Tottenham. Fernando Llorente, que entró para jugar la recta final del partido, no pudo conectar con su compañero Kane ni en esos cuatro minutos ni en los cinco de alargue.

Skomina decretó el final y el banquillo del Liverpool saltó como un rayo al verde del Metropolitano para fundirse en un abrazo con sus compañeros. El Liverpool vuelve a tocar el cielo. Klopp ha cumplido en su tercer intento y ha devuelto la Copa de Europa a Anfield, 14 años después.

Ficha técnica

0 – Tottenham: Lloris, Kieran Trippier, Alderweireld, Vertonghen, Rose; Sissoko (Eric Dier, m.74), Harry Winks (Lucas Moura, m.65); Dele Alli (Fernando Llorente, m.81), Christian Eriksen, Son Heung Min y Harry Kane.

2 – Liverpool: Alisson Becker; Alexander Arnold, Matip, Van Dijk, Andrew Robertson; Henderson, Fabinho, Georginio Wijnaldum (Milner, m.62), Salah, Firmino (Divock Origi, m.58) y Mané.

Goles: 0-1, m.2: Salah, de penalti; 0-2, m.87: Divock Origi

Árbitro: Damir Skomina (SVN)

One Comment

  1. Pingback: Liverpool FC, la trituradora de Klopp - Premier League

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*