Leo Messi
Noticias

Una chispa en mitad del océano ‘blue’

El primer envite de la eliminatoria de octavos de final de la Champions League entre Chelsea y FC Barcelona no ha defraudado a nadie. La intensidad y la igualdad han marcado los 90 minutos de un duelo del que finalmente salió  mejor parado el conjunto culé (1-1) gracias a un tanto de Leo Messi.



Se ha convertido en un clásico del fútbol europeo. Chelsea y Barça se han visto las caras en más de una ocasión durante los últimos años. Y hasta el momento, ninguno de los combates ha dejado indiferente a nadie. No importa en qué estado de ánimo se encuentre cada uno de los equipos en su respectiva liga, cuando el balón estrellado empieza a rodar se empieza de cero. La noche de este martes no ha sido diferente en Stamford Bridge, el líder de La Liga se ha visto superado en numerosas ocasiones por el cuarto clasificado de la Premier League.

Poco o nada podrá reprochar en esta ocasión Antonio Conte a sus jugadores. Los ‘blues’ han ejecutado casi a la perfección el plan trazado por su técnico, dejando una sensación de equipo compacto y altamente peligroso al contragolpe. Tanto el brasileño Willian como el belga Hazard han suplido de manera brillante la ausencia de Álvaro Morata en el once inicial. Cada vez que uno de los dos tocaba el esférico se palpaba el peligro, y cando conectaban los dos la defensa culé debía emplearse a fondo para apagar los fuegos. Tanto Jordi Alba como Gerard Piqué han tenido que salir al quite en numerosas ocasiones, aunque sin embargo ha sido la madera la mejor aliada de Ter Stegen; hasta en dos ocasiones repelió disparos de Willian.

No ocurrió así en su tercera intentona, que acabó en gol. El ex del Shakhtar cazó un balón al borde del área para poner el cuero en un lugar imposible para el guardameta alemán del FC Barcelona. El público londinense saltaba de alegría y su técnico celebraba con entusiasmo el 1-0. Fuera de los focos, dos ex del Barça como Pedro y Cesc sonreían al ver los frutos de una labor colectiva extraordinaria, a la que aportaron sacrificio y cerebro, respectivamente.

Está claro que en este Chelsea es Fábregras quien dirige el juego, quien pone el cerebro para que el resto ponga el físico. A sus 30 años sigue siendo un jugador determinante en la competición más exigente del mundo.

Messi rompe el maleficio

Pero para ganarle a este Barcelona de Valverde hace falta algo más que un partido casi perfecto. El repliegue defensivo había dado sus frutos con un tanto que obligaba a los culés a buscar con más ahínco la portería rival para no tener que remontar en casa. El conjunto inglés tan solo tenía que esperar algún error para apuñalar a sus rivales al contragolpe. Sin embargo, el error se produjo en su retaguardia.

Un mal despeje de la zaga londinense fue rescatado por Andrés Iniesta para posteriormente asistir a Messi en la portería del «Iniestazo» e invertir los papeles para permitir que el astro argentino rompiese. al fin, su sequía ante el Chelsea e igualar a uno un partido que se había puesto muy cuesta arriba.

De este modo, el equipo catalán consiguió restablecer el orden a través del dominio del balón. El juego volvió a girar en torno a Sergio Busquets, como al inicio del partido, Luis Suárez empezó a sentirse cómodo y las internadas por la banda de Jordi Alba obligaron a los de Londres conformarse con el 1-1.

Todo se decidirá en la vuelta, el próximo 14 de marzo en el Camp Nou. Probablemente sea un partido muy distinto, con mucho mayor dominio en campo rival por parte del Barcelona, pero los de Conte esperarán su oportunidad para asestar un golpe y sembrar el pánico culé.

José Antonio Vega

 

¡Enriquece el contenido con tus comentarios!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*